Spain

Investigan una mujer de 55 años con un cultivo de 13,8 kilos de marihuana en Granada

La Guardia Civil ha investigado a una vecina de Santa Fe, una mujer de 55 años sin antecedentes, como presunta autora de un delito contra la salud pública por cultivo y elaboración de droga. 

En una de las investigaciones que hay abiertas para perseguir el cultivo de 'cannabis sativa' en la provincia de Granada, la Guardia Civil ha localizado en su domicilio de Santa Fe 13,8 kilos de marihuana en proceso de secado en distintos tamices en una de las habitaciones de su vivienda. 

La investigación se inició cuando los agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil de Santa Fe averiguaron que en un domicilio de esa localidad pudieran estar cultivando 'cannabis sativa' de manera intensiva.

Los agentes hicieron todas las pesquisas necesarias para dilucidar si en dicho domicilio se cultivaba cannabis. Cuando tuvieron claro que así era se pusieron en contacto con la propietaria y ésta autorizó a que registraran la vivienda y donde esperaban encontrar plantas de cannabis, encontraron los cogollos de marihuana en proceso de secado. 

250 plantas en Belicena

Por otra parte, también la Guardia Civil de Santa Fe ha realizado otra operación contra el cultivo ilegal de cannabis en la localidad de Belicena, donde agentes de este puesto han intervenido 250 plantas. 

Esta intervención ha sido fruto de otra línea de investigación abierta tras tener noticias de la existencia de un cultivo intensivo de cannabis sativa en un domicilio de esa localidad del municipio de Vegas del Genil. 

En el registro que realizaron los agentes encontraron las 250 plantas referidas en proceso de crecimiento, todos los útiles necesarios para el cultivo interior de estas plantas y, gracias a la colaboración de los técnicos de Endesa, una acometida ilegal a la red eléctrica. 

Las plantas intervenidas contenían 28,6 kilos de marihuana y en esta operación ha sido puesto a disposición judicial un joven de 27 años como presunto autor de un delito contra la salud pública y un delito de defraudación de fluido eléctrico.