Spain

Iglesias y Juliana, un año después, con la Constitución y la “democracia integrativa”

Fue en Barcelona, en la presentación, hace un año, del libro Nudo España (Arpa Editores), que reproduce un profuso debate político entre el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y el director adjunto de La Vanguardia, Enric Juliana, donde este último, a modo de provocación, y ante la súbita efervescencia de Vox en las elecciones andaluzas, pronunció su augurio, que hoy rememora: “Antes de que cante el gallo la próxima navidad, estaremos todos detrás de la Constitución”. Este jueves Juliana recordaba la anécdota y narraba que mientras Iglesias simplemente sonrió ante el vaticinio, el exlider de los comunes, Xavier Domènech, en las primeras filas del acto, negaba con la cabeza.

La sala Ernest Lluch del Congreso de los Diputados auspiciaba ayer una sesión de debate político entre los mismos protagonistas, Iglesias y Juliana, moderados por la directora adjunta de este diario, Lola García, bajo el título Nudo España: un año después, un diálogo que ponía al día algunas de las líneas maestras del futuro inminente del país, del continente y del planeta, y que, en justa aplicación de la retadora adivinación del periodista, se convirtió en una defensa constitucional emancipada de lo que en los últimos años se ha dado en llamar “constitucionalismo”.

Juliana enmarcó el momento político en los indicios de una nueva Guerra Fría en marcha, con las potencias occidentales por un lado, y China y su espacio de influencia por el otro –plasmado en la decisión de la OTAN de convertir la batalla por el 5G en eje doctrinal–: “La OMC está paralizada. El mundo del libre comercio está eclipsando”.

La OMC está paralizada. El mundo del libre comercio está eclipsando”

Y en ese escenario, el periodista situó el cuadro español: “Sin una reflexión sobre lo que ha pasado desde abril hasta ahora, no se puede avanzar. Hace falta un seminario”, bromeó, “para saber lo que ha pasado porque veo a mucha gente silbando hoy en Madrid: Se ha abierto un cráter en la confianza entre la política y la sociedad, un cráter muy profundo y no sé si reparable”. En un año, subrayaba, el número de personas que consideran que la situación política es mala o muy mala, ha pasado del 59% al 78%. Son datos de la república de Weimar. Y un sistema político asentado sobre esos datos está en riesgo”. Porque uno de los polos de imantación de ese malestar es Vox, el partido de Santiago Abascal que ha logrado 52 diputados en noviembre. De ahí que sea perentorio “establecer las bases de una reconciliación de la política con la sociedad”.

En España se ha abierto un cráter en la confianza de la sociedad en la política, no sé si reparable”

Esa reconciliación, ambos coincidieron en que debe sustentarse sobre el texto constitucional. Y dado que no puede reformarse, por la imposibilidad práctica de arbitrar hoy mayorías que satisfagan las exigentes condiciones de la reforma de la carta magna, la clave, citó el periodista, está en si el gobierno que salga de la próxima investidura puede modular los mecanismos de interpretación de la Constitución Española. Léase, la cúpula judicial y, singularmente, el Tribunal Constitucional.

Ante esa marejada internacional de fondo y aún reconociendo los fórceps que hoy en día aplican sobre los estados soberanos los intereses financieros transnacionales, Pablo Iglesias subrayó que la acción política del Estado, aunque limitada, permite proteger a la ciudadanía de esa inclemencia: ”Alguna cosa podemos hacer, para empezar tratar de protegernos al máximo de los fenómenos de la globalización. El trabajo de un gobierno decente es establecer mecanismos que permitan proteger a las mayorías del país. ¿Tiene una sola solución definitiva? No, pero se pueden hacer muchas cosas. Por eso, esta próxima legislatura tiene que ser la de los derechos sociales de la Constitución”. Y a modo de lacónica certeza, añadió: “El Estado ya no es lo que fue, pero sigue siendo algo, y es lo único que tienen las mayorías sociales”.

El Estado ya no es lo que fue, pero sigue siendo algo, y es lo único que tienen las mayorías sociales para defenderse de los poderes financieros”

Ante una sala repleta de público pero también de representantes políticos de diversas formaciones, así como el embajador de Portugal, Francisco Ribeiro de Menezes, el miembro del consejo editorial del Grupo Godó y exembajador de España en Londrés, Carles Casajuana, y el vicedirector de La Vanguardia, Jordi Juan, entre otras pesonalidades, Iglesias suscribió el elocuente diagnóstico que Juliana había leído de un informe de la banca Morgan sobre las constituciones meridionales europeas, con “excesos de garantías sociales” y “fuerte sesgo socialista”, debido a que son los textos de países que abrazaban la democracia después de “haber padecido dictaduras” militares filofascistas, casos de Portugal, España, Italia y Grecia. El director adjunto de La Vanguardia había reivindicado una interpretación de la Constitución que garantice su condición de marco para “una democracia integrativa”, e Iglesias recogió el guante asegurando que tras las elecciones de abril, y co n mayor emergencia, las de noviembre, ”El bloque de la moción de censura está llamado a afrontar esta misión de Estado”.

El bloque de la moción de censura está llamado a afrontar la responsabilidad de Estado de reconstruir esa democracia integrativa”

Juliana obstó que ese frente fracasará si levanta un muro en sus fronteras, es decir, si deja al PP fuera de la consecución de mayorías que permitan afrontar ese rearme constitucional –muy distinto del cariz autoritario del denominado “rearme constitucionalista”–, e Iglesias recogió el guante: “Estoy de acuerdo, pero la derecha no puede. Aunque esté Ana Pastor. Porque el PP está atrapado por los 52 diputados de Vox”, que le impiden un discurso con responsabilidad de Estado, recalcó el líder morado. Como prueba mencionó el hecho de que no intentara evitar que Unidas Podemos entrase en el gobierno ofreciendo sus votos a la investidura de Pedro Sánchez. Y en ese sentido, aseguró, “estamos en disposición de ofrecer muchas más garantías a Europa que una alianza de Pablo Casado y Santiago Abascal. “La consecución de esa democracia integrativa está hoy en manos del bloque de la moción de censura”, concluyó, mencionando expresamente a PNV, Bildu, y las formaciones catalanas JxCat y ERC.

Al hilo de esto, Lola García, que lanzaba balones desde la banda a modo de sacador de rugby, preguntó a Iglesias por el papel de los republicanos en ese brete: “ falta por ver cómo se resuelve el pulso catalán, si ERC logra ejercer el poder desde la dirección de la Generalitat, cosa que todavía no ha ocurrido. Me gustaría”, añadió Iglesias, tras confesarse más afín a Joan Tardà que a Gabriel Rufián, “que ERC fuera una fuerza con la que nos entendiéramos en Madrid pero también Catalunya, porque creo que nuestras bases electorales desean ese entendimiento”.

El diagnóstico del Nudo España doce meses después es pues el de un país que aún se debate entre la voluntad de desanudar y la tentación de cercenar. La incógnita es si esa lazada es marinera, pues los nudos náuticos tienen la imperiosa condición de nunca azocarse ni desanudarse cuando se tira del cabo, y a la vez todos poseen una maña para ser deshechos sin requerir la aplicación de fuerza.

Football news:

Immobile sobre Lewandowski: Orgulloso de ganarle , siempre ha sido mi ídolo. Le daría el balón de Oro al delantero de la Lazio, Ciro Immobile, por la bota de Oro que recibió al término de la temporada 2019/20
El Atlético pactó contrato con Torreira. Para la transferencia, el Madrid necesita vender a Herrera
Suárez pasará al Atlético de forma gratuita. Barcelona podría recibir 2-3 millones por los resultados del Madrid en la liga de Campeones
José Mourinho: estoy Seguro de que Zidane está feliz de que Bale se haya ido. Espero que al final de la temporada estemos contentos y Gareth siga siendo el entrenador del Tottenham, José Mourinho, quien habló sobre el traspaso del centrocampista Gareth Bale del Real Madrid
No podemos permitirnos jugadores de edad. Kiknadze prometió la atención de Nikolic a los jóvenes, y ahora firma Mandzukic
Manet convence a Coulibaly para que pase al Liverpool. El defensor Napoli quiere en el City
El PSG está en conversaciones con el Chelsea sobre bakayoko. El Centrocampista del Chelsea Thiemue bakayoko podría seguir jugando en Francia