logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Spain

Iglesias, Montero y Garzón prometen «lealtad al Rey» y «guardar y hacer guardar la Constitución»

Los 22 ministros del nuevo Gobierno de Pedro Sánchez han prometido en la mañana de este lunes sus cargos ante el Rey en una ceremonia sin símbolos religiosos y con algunos gestos feministas. Los once hombres y once mujeres han prometido «lealtad al Rey y guardar y hacer guardar la Constitución», cinco días después de que lo hiciera el presidente del Gobierno. Los 18 socialistas o independientes y los cinco propuestos por Podemos (Iglesias, Montero, Yolanda Díaz, Alberto Garzón y Manuel Castells) han seguido la fórmula habitual, aunque los de Podemos y algunos socialistas han feminizado el texto, al añadir «Consejo de ministros y de ministras» o decir simplemente «Consejo de Ministras». Al terminar la ceremonia, los ministros han aplaudido, algo inédito en Zarzuela.

Igual que hizo el presidente del Gobierno, los ministros han prescindido de los símbolos religiosos, la Biblia y la Cruz, y han prometido solo ante un ejemplar de la Constitución, que es obligatoria en todos los casos y estaba abierta por el artículo 100, según el cual «los demás miembros del Gobierno serán nombrados y separados por el Rey a propuesta de su presidente». El ejemplar de la Constitución que se utiliza en este acto solemne es un facsímil del original publicado por las Cortes Generales en 1980.

La fórmula de juramento o promesa viene establecida por el Real Decreto 707/1979 de 5 de abril y es la siguiente: «Juro o prometo por mi conciencia y honor cumplir fielmente las obligaciones del cargo … con lealtad al Rey, y guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado, así como mantener el secreto de las deliberaciones del Consejo de Ministros».

Sin embargo, como ya hicieron 13 de los 17 ministros del primer Gobierno de Sánchez, en junio de 2018, en esta ocasión, algunos de los miembros del nuevo gabinete también han feminizado la fórmula.

El Rey desea «suerte»

Durante la ceremonia, el jefe de Protocolo de la Casa del Rey, Alfredo Martínez, dio lectura a los reales decretos de nombramiento de cada uno de los ministros, que después prometieron sus cargos ante Don Felipe.

El primero que ha prometido su cargo ha sido el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, para poder ejercer como Notario Mayor del Reino y dar fe de las promesas de sus compañeros. Le siguieron los cuatro vicepresidentes, por este orden: Carmen Calvo, vicepresidenta primera y ministra de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática; Pablo Iglesias, vicepresidente de Derechos Sociales y Agenda 2030; Nadia Calviño, vicepresidenta de Asuntos Económicos y Transformación Digital, y Teresa Ribera, vicepresidenta de Transición Ecológica y Reto Demográfico.

A continuación prometieron: Arancha González Laya, ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, como titular del departamento más antiguo; Margarita Robles, ministra de Defensa; María Jesús Montero, ministra portavoz y titular de Hacienda; Fernando Grande-Marlaska, de Interior; José Luis Ábalos, de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana, que llevaba la Bandera de España en la corbata; Isabel Celaá, de Educación; Yolanda Diaz, de Trabajo; Reyes Maroto, de Industria, Comercio y Turismo; Luis Planas, de Agricultura, Pesca y Alimentación; Carolina Darias, de Política Territorial y Función Pública; José Manuel Rodríguez Uribes, de Cultura; Salvador Illa, de Sanidad; Pedro Duque, de Ciencia e Innovación; Irene Montero, de Igualdad; Alberto Garzón, de Consumo; José Luis Escrivá, de Seguridad Social, Inclusión y Migraciones, y Manuel Castells, de Universidades.

Cuando ha terminado la ceremonia, que ha durado unos veinte minutos, Don Felipe ha recibido el saludo de los ministros, a quienes ha dado la «enhorabuena» y les ha deseado «mucha suerte». Después los ministros han hecho corrillo en torno al Rey, encabezado por un sonriente Iglesias, y los periodistas han sido invitados a abandonar el acto.

Sin símbolos religiosos

Además del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a la ceremonia de esta mañana, han asistido los presidentes del Congreso, Meritxell Batet; del Senado, Pilar Llop; del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas, y del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes. Además, ha asistido el director general de Registros y del Notariado, Pedro José Garrido Chamorro. El Rey estaba acompañado por el jefe de su Casa, Jaime Alfonsín; el secretario general, Domingo Martínez Palomo, y el jefe del Cuarto Militar, Juan Ruiz Casas.

Don Felipe introdujo al principio de su reinado la libertad de elegir si se jura o promete en presencia de los símbolos religiosos (la Biblia y la Cruz) o solo ante un ejemplar de la Constitución, que es obligatoria en todos los casos. Hasta junio de 2018, todos los altos cargos, incluso los que eligieron la fórmula de la promesa sobre la del juramento, habían optado por mantener los símbolos religiosos. El primero en prescindir de ellos fue Pedro Sánchez.

Themes
ICO