Spain

Héctor Illueca, el sheriff de Podemos en la Inspección de Trabajo que será el azote de las empresas

Noticias relacionadas

Punto para Pablo Iglesias. Unidas Podemos logró su primera gran victoria de la nueva legislatura el pasado martes con el nombramiento de Héctor Illueca como director de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, en sustitución de María Soledad Serrano.

Con el fichaje de este valenciano de 44 años el partido morado no solo logra asegurarse la la gestión de un departamento clave en la lucha contra la reforma laboral del Partido Popular de 2012, sino que además sitúa al frente de este departamento clave a uno de sus diputados y uno de los mayores sostenes teóricos de su batalla por los derechos laborales.

Héctor Illueca es uno de los mayores detractores de este conjunto de medidas aprobadas por el Gobierno de Mariano Rajoy hace seis años y precisamente bajo su mando estarán las competencias para fiscalizar y endurecer las inspecciones que se aseguren de se cumplan los cambios que quiere introducir la coalición de PSOE y Podemos en el marco laboral.

Doctor en Derecho y profesor de la Universidad de Valencia, Illueca es inspector de Trabajo y Seguridad Social desde 2004, un hombre "de la casa" que sin embargo nunca ha ocultado su crítica al modelo laboral imperante en España.

De hecho, desde que Podemos está en el Congreso les ha asesorado en la elaboración de sus propuestas legislativas en materia laboral y se considera uno de los grandes ideólogos de las propuestas laborales del partido de Pablo Iglesias, el germen de los cambios que se quieren poner en marcha a partir de este año.

Reforma laboral

Hombre de plena confianza de la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, su salto a la política data de comienzos del año pasado cuando se presentó por las listas de Unidas Podemos en Valencia a las elecciones de abril de 2018.

Finalmente resultó elegido en las dos elecciones del año pasado llegando a ejercer la Presidencia de la Comisión de Trabajo del Congreso el pasado julio y también la vicepresidencia primera de la Comisión de Seguimiento y Evaluación de los Acuerdos Pacto de Toledo.

En campaña sostuvo en varias oportunidades que su "mayor satisfacción" en el Congreso sería "derogar la reforma laboral y la de pensiones y construir un Estatuto de los Trabajadores. De hecho, prometió que tras la legislatura volvería a su verdadera pasión, la docencia, como profesor de la Universidad de Valencia.

En una entrevista de abril al año pasado, concedida a El Mundo, tampoco ocultó que su opinión sobre las reformas laborales que "han precarizado el mercado de trabajo y las reformas de pensiones". Mientras, "se rescataba a la banca y la corrupción del poder político llegaba a ser obscena".

De esta manera, Illueca es un firme defensor de la derogación de "los aspectos más lesivos" de la reforma laboral de 2012 como la posibilidad de despido por absentismo causado por bajas por enfermedad, la limitación al ámbito temporal del convenio colectivo y la prioridad de los convenios de empresa sobre los convenios sectoriales.

Intensificará las inspecciones

También se limitará la subcontratación a servicios especializados ajenos a la actividad principal de la empresa, la capacidad de modificación unilateral de las condiciones del contrato por parte de la empresa y se revisará el el mecanismo de inaplicación de los convenios colectivos, "orientándolo a descuelgue salarial vinculado a causas económicas graves".

En el caso de la reforma de las pensiones de 2013, Illueca apuesta por la supresión del lo que se ha venido llamando el factor de sostenibilidad y el índice de revalorización de las pensiones dado que, bajo su punto de vista, condicionan a la baja estas prestaciones. Una idea en la que Unidas Podemos coinciden con sus socios del Psoe.

Si nos atenemos al acuerdo de Gobierno alcanzado entre PSOE y Podemos la principal labor de la Inspección del Trabajo será intensificar sus actuaciones particularmente en materia de tiempo de trabajo y de economía irregular.

Según este acuerdo, también se endurecerá el régimen de infracciones y sanciones aplicables frente a eventuales incumplimientos por parte de las empresas. Y se reforzará la obligación de constancia expresa del horario de trabajo en el contrato a tiempo parcial.

Otra de las apuestas tiene que ver con la igualdad. En este sentido se prevé potenciar las inspecciones laborales, se incrementará el régimen sancionador y se creará la Oficina Estatal de lucha contra la discriminación en la Inspección de Trabajo, para supervisar la igualdad en el acceso al empleo, en la promoción profesional, en las condiciones de trabajo, especialmente las retributivas y en el acceso a la formación profesional, tanto del sistema educativo como para el empleo.

Un "moderado"

Pese a que dentro de Podemos es considerado un "moderado" -no es un miembro del aparato del partido, sino un teórico y gurú laboral- su próxima gestión genera suspicacias entre los empresarios. Illueca deberá intensificar las inspecciones laborales que ya venían creciendo durante el anterior Gobierno de Pedro Sánchez con especial interés en Kellys, Riders o empleados de VTC.

Su nombramiento es interpretado en el mundo empresarial como un triunfo de Pablo Iglesias que ha situado a uno de sus diputados como el gran fiscalizador de la legislación laboral y el guardián de las esencias laborales de Unidas Podemos. Será quien -en definitiva- mantenga la tensión del marcaje a las empresas haciendo cumplir los nuevos estándares laborales que busca la nueva coalición.

Héctor Illueca, el sheriff de Podemos en la Inspección de Trabajo que sueña con derogar la reforma laboral, comienza su fiscalización.