Spain

Hay vida más allá de Campazzo: Carroll lidera la victoria más alegre del Real Madrid

Real Madrid 100 Bayern Munich 82

El argentino se lesionó en el tercer cuarto, pero los de Laso despegaron ante el Bayern, que acudía como líder de la Euroliga. Carroll, Thompkins, Randolph y la defensa de Abalde, claves

Carroll lanza ante Dedovic, en el WiZink,
Carroll lanza ante Dedovic, en el WiZink, EUROLEAGUE

Quizá sea una buena hoja de ruta para cuando toque pasar página, que puede ser dentro de muy poco si la NBA arranca a finales de año. Se desató el Real Madrid a pesar de que no estaba en pista el que guía sus designios últimamente. Sin Facundo Campazzo, lesionado tras el descanso, ante un Bayern Munich que acudía lanzado, se desprendieron de su mala cara en Europa los blancos, punto de partida para resurgir, para escapar de este amanecer en el que no se reconocían. [100-82: Narración y estadísticas]

Cayó el Facu con la batalla aún candente, para no regresar. Tavares, el otro pilar, tampoco fue esta vez demasiado protagonista, lastrado por las faltas. Y no tembló el Madrid, esa es la mejor noticia. Todo lo contrario, fuera corsés, adiós las dudas, un huracán desatado por Jaycee Carroll, pero que tuvo varios protagonistas, estupendas noticias para un Pablo Laso necesitado de tipos que den un paso adelante. Y con el vendaval desatado, ni rastro de ese Bayern amenazante que se presentaba en el WiZink desde el primer lugar de la tabla.

Porque se le empezaba a acabar el margen al Madrid, aunque esto no haya hecho nada más que comenzar. Margen de comodidad, de evitar los apuros más adelante. El que no acostumbra a habitar las catacumbas le suele costar el doble escapar de ellas. Y el rival no era precisamente el más propicio para el despegue. O sí.

Porque los pulsos cuando son de verdad sacan lo mejor de los equipos. Acudía al WiZink el líder, viejo rival de la entidad, aunque entre canastas no deja de ser el Bayern un club alejado de la nobleza europea. Pero llama con fuerza y este curso es, sin duda, el conjunto revelación a las órdenes de Andrea Trinchieri.

Ha forjado el técnico italiano un grupo agresivo y con carácter, que no se arredra ante nadie. Venía de tumbar al Maccabi, al Olympiacos, de remontarle 20 puntos a Fenerbahçe en Estambul. Y encajó sin tambalearse la salida enrabietada del Madrid, con Randolph de vuelta, con Carroll desafiante. Incluso la extraña expulsión de su técnico a las primeras de cambio -cosas de Lamonica-. Llegó a caer por 11 (23-12) y en un abrir y cerrar de ojos, estaba por delante (35-36).

El protagonista era Wade Baldwin, un base que no cuajó en Olympiacos en su primera experiencia europea el curso pasado, pero que amenaza con dejar huella. Se adueñó del duelo en el segundo acto y el Madrid se estancó. Sólo la vuelta del Facu le contuvo; un triple imposible de Llull hizo que los blancos se fueran al descanso por delante y con alivio.

Iban a ser Randolph, Thompkins y, sobre todo, Carroll, los que aguantaron el tú a tú a la vuelta, cuando Campazzo dio el gran susto al torcer su rodilla. Es eterno el escolta, mortal cuando siente los focos sobre sí. A punto estuvo de colgar las botas hace no tanto, pero ahí sigue, ganando partidos en Euroliga con su capacidad compulsiva para anotar. Lograron estirar la cuerda los blancos, apoyados en una defensa más activa, encontrando vías con las que herir a un Bayern que dominaba claramente el rebote, pero echaba de menos a Vladimir Lucic: estupendo trabajo de Abalde sobre uno de los jugadores más en forma de Europa.

Cuando despegaba, aparecieron los triples para rematar al Bayern. Los de Rudy y Llull, esos tipos que saben cuando es el momento de rematar. Y el siempre infatigable Garuba plantando cara sin complejos al fiero Jalen Reynolds. Al fin un Madrid costante -menos el segundo cuarto-, confiado, alegre. El equipo de los 100 puntos. Reconocible. Un triunfo que es más que un alivio.

Conforme a los criterios deThe Trust Project

Saber más

Football news:

Mourinho volvió a cerrar en el primer partido. Sissoko es un elemento clave de la fiabilidad del Tottenham
Cavani podría ser descalificado por 3 partidos por la palabra negrito en Instagram
Roy Keane: los Jugadores de Tottenham no son lo suficientemente buenos como para tomar el título
Médico de Maradona: no hubo error Médico. Leopoldo Luque, médico personal de Diego Maradona, investigado en Argentina por la muerte del exfutbolista, dijo que no tenía la culpa del fallecimiento de su paciente
El Milan discutirá con el Real Madrid el futuro de Braim Díaz en los próximos meses
Adiós, Papá Buba Diop. Gracias a TI, viví inolvidable el torneo más brillante de la infancia
Nuno sobre 2-1 con Arsenal: jugamos increíble, muy orgulloso. El entrenador del Wolverhampton, Nuno Espiritu Santo, habló después del partido de la jornada 10 de la Premier League con el Arsenal