Spain

Guardiola mejora la fórmula del City

Ver un partido de tu equipo contra el Manchester City se ha convertido en un ejercicio de flagelación. El conjunto de Guardiola mastica a sus rivales, los domina hasta la extenuación, les priva de la pelota y acostumbra a golearlos. El City gana; gana mucho. Actualmente, suma 21 victorias consecutivas, récord en el fútbol inglés y a solo cinco del registro histórico del Ajax de Kovacs (26). El siguiente en la lista es el Real Madrid de Ancelotti (22). En total, son 28 partidos sin conocer la derrota. Son las cifras del equipo más en forma de Europa, el mismo cuya fórmula parecía caduca hace escasos meses. Nada más lejos de la realidad: los de Guardiola vuelven a ser favoritos a todo.

Y es que aunque hoy la máquina funcione como un reloj, lo cierto es que el City tardó en tomarle el pulso a la Premier y no fue líder hasta el ecuador de la competición. Tras 27 jornadas disputadas, sería una debacle si no se hiciera con el título de liga. Cuenta con una ventaja de más de diez puntos sobre el United, su inmediato perseguidor y al que recibirá en el Etihad Stadium el próximo domingo. El derbi de la ciudad podría acercar la que sería la tercera liga con Guardiola. No podrá igualar lo conseguido en la 2017-18, cuando sumó cien puntos para la historia, pero sí podría acompañar la Premier con algún título más. De momento, el City jugará la final de la Copa de la Liga frente al Tottenham de Mourinho y sigue vivo en la FA Cup y en la Champions, con el pase a cuartos encaminado.

Más gasto que nadie

Naturalmente, el dinero invertido tiene mucho que ver en la brillante trayectoria ‘citizen’. Desde la llegada de Guardiola al banquillo en 2016, el club ha gastado cerca de mil millones en fichajes. El equipo no solo cuenta con un entrenador excepcional, también con una plantilla compensada, con multitud de variantes y los mejores jugadores del mundo en su posición.

Por ejemplo, en defensa, el talón de Aquiles en el pasado, el gasto es de más de 400 millones. Esta temporada, al fin, Guardiola parece haber encontrado en Stones y Ruben Dias a una pareja de su más absoluta confianza. Con Cancelo y Walker en las bandas forma una línea de cuatro tan segura como talentosa. Preguntado recientemente por el asunto del dinero, Guardiola tiró de ironía: «El City tiene esta historia del dinero gastado. Estará siempre con nosotros. Si la gente dice que solo ganamos porque tenemos dinero, deberá ser verdad. Lo aceptamos. Otros clubes tienen un presupuesto mayor, pero bueno, lo aceptamos». La realidad es que ningún club cuenta con una diferencia tan desproporcionada de ingresos y gastos como el City, cuyo balance desde 2016 es de -631 millones.

Con mucho dinero y mucho fútbol, Guardiola ha revitalizado un proyecto que languidecía en otoño. Más allá de los títulos nacionales, el City mira embelesado a la Champions, la copa que más ansía y que se le resiste al entrenador desde que se fue del Barcelona. Argumentos tiene de sobra para soñar con el título, y más ahora que va recuperando a jugadores lesionados como De Bruyne o Agüero. Además, el buen momento de forma de la zaga, el estallido goleador de Gundogan, la irrupción de Foden y Ferran Torres o el paso al frente de Rodri en el centro del campo conceden más razones que nunca para creer en una temporada para la historia.

Ver los comentarios

Football news:

Mbappé baila sobre la mesa y Mira cómo el PSG celebra su pase a semifinales en el vestuario
Pochettino acerca de llegar a las semifinales: es todo el mérito de los jugadores del PSG. Me faltaba esa adrenalina
Manuel Neuer: el Bayern necesitaba jugar mejor en Múnich. Hemos perdido muchos momentos
Hans-Dieter Flick: al Bayern le faltaba el toque final en ataque. Felicidades al PSG
Presidente del PSG: hemos invertido mucho en el Club para ganar la liga de Campeones. Neymar y Mbappé no tienen motivos para irse
Tuchel sobre 0-1 con Oporto: Tal vez no sea el mejor juego para ver. Chelsea ganó merecidamente después de los minutos de 180
Neymar en la ida de la Champions: eliminamos al ganador del torneo. Ahora el PSG siempre debe aspirar a llegar a las semifinales