Spain

Graves insultos a la diseñadora Rocío Osorno tras descubrirse que su marido es senador de Vox

Rocío Osorno (32 años), diseñadora e «influencer», lleva años dedicándose al mundo de las redes sociales. La sevillana ha alcanzado gran popularidad en este ámbito -cuenta con más de un millón de seguidores en Instagram- y en apenas un año ha formado una familia de la mano de su marido, Jacobo González-Robatto (34). En noviembre de 2018 dieron la bienvenida a su primer hijo, Jacobo, y en junio de 2019 se dieron el «sí, quiero» en una multitudinaria ceremonia celebrada en la Catedral de Sevilla.

Durante todos estos meses, la diseñadora ha mostrado abiertamente detalles de su vida privada, como la casa a la que se mudó junto al político, su reciente maternidad -hace tan solo unos meses anunció que está de nuevo embarazada- los viajes que realizó en su luna de miel y los nuevos proyectos profesionales en los que se ha ido involucrando. Una etapa en la que ha conseguido disparar aún más su popularidad. Su gran repercusión es innegable. Producto o marca que promociona, página web que colapsa. Un reclamo que las grandes firmas no han dudado en aprovechar y que, junto a su firma de moda, han permitido a la «influencer» llevar un tren de vida bastante elevado.

La «influencer» Rocío Osorno
La «influencer» Rocío Osorno - Instagram

Osorno ha mostrado siempre a su marido, Coco -como ella lo llama- públicamente, aunque hasta esta semana pocos eran los que sabían quién es y a qué se dedica realmente. Hijo de Jacobo González-Robatto, presidente del Consejo de Administración de Nueva Pescanova SL, su vida dio un giro de 180 grados cuando se enteró del primer embarazo de la diseñadora, momento en que ambos decidieron instalarse en Sevilla, pues mantenían una relación prácticamente a distancia marcada por sus agendas profesionales. Fue entonces cuando él comenzó a vincularse con Vox.

A pesar de que ya en diciembre el partido propuso a Robatto como senador por la Comunidad Autónoma de Andalucía, no ha sido hasta ahora cuando la información ha corrido como la pólvora por internet. En apenas unas horas su mujer se ha convertido en objeto de duras críticas, un caso que recuerda inevitablemente al de Lidia Bedman, la mujer de Santiago Abascal, que también se dedica al mundo de las redes sociales, y que sufrió graves amenazas a consecuencia del trabajo del líder de la formación verde.

Jacobo Robatto y Santiago Abascal en el Congreso de los Diputados
Jacobo Robatto y Santiago Abascal en el Congreso de los Diputados - Instagram

«He tenido ganas de llorar muchas veces estos días por lo injusto que me está resultando todo esto...», contaba Osorno después de compartir con sus seguidores algunos de los hirientes mensajes que ha recibido, y entre los que se puede leer: «Ya sé que estás en contra de los homosexuales, eres basura igual que tu marido», «Las personas como tú dais vergüenza. Date a valer como mujer y no apoyes los pensamientos de tu marido», «Facha de mierda, qué asco das» o «Lo he contado en todos mis chats para que te dejen de seguir, no se puede permitir que lances ese mensaje en redes cuando tanta gente te ve», son solo algunos de ellos. Otros más graves, también han tenido cabida: «Tus hijos van a ser gays, zorra», «Puta, asquerosa, ojalá tu hijo sea transexual».

Sus publicaciones se han visto inundadas con este tipo de acusaciones, y la propia «influencer» ha contestado personalmente a algunos de ellos: «Por suerte, en el siglo en el que estamos, las mujeres podemos permitir tener ideales y formas de pensar diferentes a las de nuestros maridos. Yo respeto el trabajo de mi marido, me guste o no, al igual que él lleva años respetando el mío... en eso consiste el respeto entre parejas por el que tanto luchamos».

«Influencers» y políticos

La mujer de Santiago Abascal, Lidia Bedman, también denunció hace unos meses las graves amenazas que recibe a diario a través de las redes sociales. «Se les llena la boca de tolerancia, respeto y libertad y actúan como energúmenos llenos de bilis y odio. Me llaman facha, dibujan monstruos y los únicos que desean monstruosidades son ellos, incluso para los niños», dijo, refiriéndose a los mensajes en los que llegaron a desear el mal a sus hijos: «Ojalá te violen, ojalá violen a tus hijos».

Santiago Abascal y Lidia Bedman el día de su boda
Santiago Abascal y Lidia Bedman el día de su boda - Instagram

Bedman también lleva años trabajando en las redes sociales, aunque, a raíz del auge del partido que lidera su marido, profesionalizó más su perfil y comenzó a proteger mucho más la identidad de sus dos hijos, Jimena y Santi, fruto de su matrimonio. A día de hoy ella cuenta con más de 200.000 seguidores en Instagram, y continúa trabajando en el mundillo, eso sí, manteniendo un perfil bajo en lo que respecta a su matrimonio y el trabajo del político.