Spain

Gatos momificados y murciélagos con rabia

Uno entra en el Museo de Veterinaria pensando que quienes ejercen esa profesión se dedican a vacunar perros o atender los partos de las vacas. Cuando sale, se lleva la idea de que los médicos de animales interceden también en el control de los animales para evitar algunas enfermedades lleguen a la mesa.

El Colegio de Veterinarios de Badajoz inauguró su museo, el Muvet, hace dos años. Desde entonces lo han visitado más de 2.000 personas, pero el Ayuntamiento se compromete a abrirlo algunos fines de semana a partir de febrero. Se sumará así a la red de museos de la ciudad y se abrirá a todos los públicos. Ahora solo se entra con cita concertada.

La visita es una mezcla de historia y ciencia, que lleva hasta la actualidad desgranando los avances. Enseña sanidad animal y personal, y hasta recoge una lección de feminismo. La primera veterinaria de España, María Josefa Cerrato, da la bienvenida a un museo interactivo. Ella, que nació en Arroyo de San Serván en 1897, necesitó de una autorización de su padre para estudiar la carrera en Córdoba y estaba obligada que sentarse al lado del profesor, separada de sus compañeros masculinos. Tuvo un expediente brillante y ejerció en Calamonte. Cerrato vuelve a la vida en este museo, que se ha valido de su figura para dar la bienvenida a los visitantes al siglo XXI a través de una pantalla y una actriz.

En la avenida de Santa Marina, al pasar por el Colegio de Veterinarios, uno no piensa que dentro haya un espacio interactivo creado por Reina de Corazones en 2017. Ahí explican que la primera referencia histórica a la veterinaria aparece en el Código de Hammurabi, que es el primer conjunto de leyes que se ha encontrado y está datado hacia 1750 antes de Cristo, en Mesopotamia. En la sala de historia antigua se conoce la fijación que hubo por convertir a los gatos en momias y que los chinos daban a los caballos la misma pócima para todos sus males. Era una mezcla de orina del propio animal y pelo humano, que se quemaba y cuyo humo hacían inhalar al animal. Le llamaban el sudor negro.

Sección dedicada a los parásitos en el Muvet:: CASIMIRO MORENO
Sección dedicada a los parásitos en el Muvet:: CASIMIRO MORENO

La medicina evolucionó y eso también se puede ver en esta muestra permanente. Allí hay un bisturí romano, de cobre e hierro, se pueden ver los primeros tratados y se aprende que Aristóteles fue la persona que diferenció los vertebrados de los invertebrados.

La guía del museo es Marta Vivas, que es veterinaria, trabaja en el Colegio y recita todos los detalles del recorrido. Se para en Agustín García Berenguer, que es un herrador extremeño que trabajó en Arroyo de la Luz. Su familia ha donado los utillajes que empleó en el siglo XX. Muy cerca se pueden ver las reproducciones de las obras de otros extremeños que crearon escuela mucho antes.

En el siglo XVI, Martín Arredondo escribió el tratado 'Flores de Albeyteria' que es en realidad un tratado sobre enfermedades de animales. O Fernando Calvo, un placentino que también despuntó en el Renacimiento.

A los niños les gusta entretenerse en un microscopio y participar de un concurso de preguntas que pone a prueba los conocimientos sobre medicina animal. «¿Qué enfermedad comenzó a propagarse en 1711 y causó la muerte de 200 millones de cabezas de a ganado en Europa?» Y dan tres opciones: la peste bubónica, la malaria y la peste porcina. Las preguntas se van alternando en una pantalla bajo la cual hay tres pulsadores de colores. Entretiene como si fuera un programa televisivo.

A partir de este punto, la visita da un vuelco al llegar al siglo XX. Se puede aprender de la figura del extremeño Eladio Viñuela, que identificó la peste porcina africana, y observar en las imágenes cómo aquella epidemia mermó los campos. También se pueden ver cráneos de algunos animales y la evolución del material que los veterinarios usan cualquier día en el campo. Es esa parte la que más atrae a las personas mayores, que ven aperos como abridores de boca antiguos. O la evolución de los fonendos.

La guía del Museo, Marta Vivas, explica la rabia:: HOY
La guía del Museo, Marta Vivas, explica la rabia:: HOY

Hay una parte más técnica, como es el papel que estos profesionales desarrollan en los laboratorios, o el apartado que trata las enfermedades, que se explican de una manera comprensible.

Así se puede aprender que la rabia no solo la transmiten los perros, sino que hay que tener mucho cuidado con los murciélagos y los gatos. O que para sentarse a la mesa hay que lavarse siempre las manos. Eso se ve en una sala destinada a la parasitología donde hay una sección para la triquina y donde se insiste en que los veterinarios tiene que examinar la carne de las matanzas domiciliarias. O explican qué hacer si te pica una garrapata. Lo mejor es ir al médico, pero dan algunas lecciones básicas, como que nunca se debe intentar aplicar vaselina ni tampoco quemar unas pinzas para extraerla.

Y así, también, se va conociendo que los mil colegiados que existen en la provincia de Badajoz no solo se dedican a hacer revisiones a las mascotas o a atender los caballos de competición. Que su papel en la sociedad pasa también por controlar los productos que llegan a la mesa y hasta del bienestar personal.

Football news:

El Liverpool está cerca de comprar al defensor Olympiacos Tsimikas. El examen físico es esta semana
Barcelona tiene la intención de fichar a Bernard Silva. City puede recibir a Semeda
El Real Madrid tiene previsto comprar a Dybala y está dispuesto a incluir en el acuerdo a Kroos about Isco (Sport Mediaset)
Conte sobre el Inter ante la liga Europa: Seguimos progresando, nos fortalecemos
Piontec es Interesante para Fiorentina. Herta quiere algo más de 20 millones de euros
Bardzagli about Grosso reemplazarán a Pirlo en la Juventus U23
Daudov sobre Akhmat: estoy Seguro de que con cada nuevo juego, el equipo Interactuará mejor