Desde el inicio del proyecto, que ha contado siempre con la colaboración de la Fundación, el laboratorio ha realizado distintos estudios, como el análisis de la hoja y del suelo. Investigaciones que han demostrado ser herramientas útiles para el diagnóstico del estado nutritivo de la planta y de las características físico-químicas del suelo, permitiendo la optimización de los procesos de producción, según ha informado Globalcaja en nota de prensa.

El convenio ha sido rubricado, un año más, por el presidente de Globalcaja y de su Fundación en Cuenca, Carlos de la Sierra, y Agustín Ortiz, presidente de San Isidro El Santo, quienes han estado acompañados por Joaquín Araque, secretario de dicha cooperativa, y Alberto Marcilla, director de Banca Rural de Globalcaja y patrono de la Fundación.

Ambas partes han subrayado la importancia de este tipo de acuerdos para el desarrollo socioeconómico de la provincia, que suponen dar un paso más en la proyección y promoción de sus productos, sobre todo, en un sector cada vez más competitivo como es el ajo morado.

Agustín Ortiz ha agradecido a Globalcaja y a su Fundación su “apoyo continuo” al sector, facilitando el trabajo diario, con el fin de situarlo en todos los mercados a nivel mundial. “Convenios de este tipo son una muestra clara del compromiso de una entidad como Globalcaja, que siempre ha estado a nuestro lado, ya que tenemos los mismos objetivos, que no son otros que poner el ajo morado de Las Pedroñeras en las más altas cotas”.

Por su parte, el presidente de la Fundación, Carlos de la Sierra, ha destacado que “la Caja siempre apostará por la promoción y apoyo al sector agrario de la provincia y, en este caso especialmente, en la potenciación del ajo morado de Las Pedroñeras, referente de carácter mundial de este producto”.