Spain

Franquis admite que la subida de los billetes afecta al turismo

El incremento de los precios que se ha producido en el último año en los billetes de avión «preocupa» al Gobierno de Canarias porque «está perjudicando al sector turístico» no sólo canario, sino de Baleares, Ceuta y Melilla. Así lo aseguró este lunes el consejero de Obras Públicas, Transporte y Vivienda, Sebastián Franquis, antes de reunirse con la comisión técnica que ha precedido a la Cumbre sobre el Transporte y la Movilidad de los Territorios Extrapeninsulares que se inaugura en la tarde de este martes.

Franquis admitió que los datos que manejan tanto el Gobierno de España como el canario indican los billetes no se han abaratado para los residentes lo que se esperaba con el aumento de la subvención al 75%. Recalcó que «no es la primera vez que ocurre» este fenómeno, del que ha responsabilizado directamente a las aerolíneas, un encarecimiento que, según recordó, también se detectó cuando la bonificación al transporte de residentes subió del 33% al 50%. En este sentido, señaló que «aquí está pasando algo parecido y son asuntos que queremos tratar con el Ministerio de Transportes» porque son recursos públicos «y es un hecho evidente que las aerolíneas están jugando un papel clave en la subida de los billetes», aseveró.

El consejero se mostró convencido de que «la administración pública tiene instrumentos para que eso se pueda controlar», en referencia al alza de precios, e informó de que este asunto lo pedirá el Gobierno canario «al Ministerio» de Ábalos, donde «siempre ha encontrado sensibilidad para atender esta demanda».

De hecho, recalcó, este departamento del Gobierno de España encargó cuatro estudios para conocer el desarrollo que estaba la bonificación al 75% de los trayectos de los residentes en las islas en avión o barco, y, «pasado un año de su entrada en vigor, ya cuenta con datos ajustados a la realidad».

Respecto a las declaraciones realizadas este lunes por la vicepresidenta de Transición Ecológica del Gobierno central, Teresa Ribera, en las que abogó por implementar el debate de la fiscalidad ambiental, el consejero canario de Transporte avanzó que en la cumbre también se hablará de este asunto.

«Una de las propuestas es crear un grupo de trabajo con el Ministerio de Transportes para hablar de las tasas, que nos preocupan porque tienen que ver con la competitividad de los aeropuertos y puertos canarios. Ese grupo de trabajo va a analizar el incremento de precios que se está produciendo en el combustible del transporte marítimo por la aplicación de políticas internacionales que afectan al sector», refirió.

Sobre la fiscalidad ambiental, Franquis recordó que es la Comisión Europea la que ha planteado este debate a través del llamado pacto verde, que incorpora una hoja de ruta, con plazos y objetivos concretos, que han de atender todos los gobiernos y que espera que se anuncie en breve «para conocer las políticas que hay que llevar a cabo». El consejero destacó que el Gobierno canario ya advirtió al sector del transporte, cuando le planteó el pacto de sostenibilidad, que debía adelantarse a las legislaciones ambientales venideras, ya que es una actividad «que contamina y hay que ser consencuente con esta situación». Aunque se mostró convencido de que este sector «está concienciado en que tiene que tomar medidas de largo alcance», dijo que el Gobierno «es consciente de que esas medidas precisan de apoyo de las administraciones».