Spain

Felipe VI: mañana de silencio, tarde de reivindicación

Mutismo sobre la marcha de su padre y apariencia de normalidad en la primera aparición a pie de calle de Felipe VI en Palma desde la decisión del Rey emérito. El jefe de Estado cumplió este lunes con el intenso guión de actos previsto para sus vacaciones en Mallorca. Primero recibió a las tres principales autoridades políticas de las Islas, todos ellos del PSOE balear. En esos encuentros, protocolarios, nadie habló sobre la marcha de Juan Carlos I, histórico anfitrión en esas mismas estancias.

Ya por la tarde, y entre vivas al Rey y a la Guardia Civil de un grupo de manifestantes monárquicos y abucheos de una reducida contramanifestación, el Rey visitó junto a su familia y la ministra de Educación, Isabel Celaá, un pequeño pueblo del centro de la isla, Petra, donde homenajeó a uno de los próceres locales, el santo Junípero Serra.

Reivindicación histórica, pero también reivindicación familiar, del presente de la Casa Real, en una imagen de cotidianidad y cercanía, de volver a acercarse al pueblo, justo una semana después del último episodio del escándalo alrededor del Emérito.

Al lanzar la prensa al aire la pregunta sobre el paradero de su padre, Felipe VI no entabló conversación con los periodistas y prosiguió su visita, conversando con vecinos y curiosos.

El accidente de la Infanta Sofía

El Rey estuvo acompañado de la Reina Letizia y de sus hijas. La menor de las infantas, Sofía, realizó el camino apoyada en una muleta al haberse herido una rodilla el domingo, en un leve accidente que requirió cinco puntos de sutura.

La visita del monarca a la localidad natal de Fray Junípero Serra se decidió entre la Casa del Rey y el Gobierno balear hace semanas, después de que la figura del misionero empezase a ser cuestionada y señalada como supuesto "genocida" por algunas facciones del movimiento indigenista en EEUU, donde imágenes del religioso fueron destruidas.

Los Reyes y sus hijas pasean, este lunes, por las calles de Petra (Mallorca).
Los Reyes y sus hijas pasean, este lunes, por las calles de Petra (Mallorca).AFP

A finales de junio, la estatua del misionero en Palma apareció vandalizada, con la palabra "racista" pintada en rojo en su peana. Ocurrió horas después de que la concejal de Podemos en la ciudad, Sonia Vivas, animase a "derribar" la imagen. "Las ciudades hablan mediante los nombres de sus calles, monumentos y estatuas. Cuentan una historia política de élites y oligarquías", tuiteó Vivas.

Y agregaba: "Los habitantes toman la palabra en San Francisco y tiran la estatua de Junípero Serra. En Palma, pacíficamente, debería ser igual". La estatua de Serra en Petra amaneció con una bolsa en la cabeza y una botella de vino entre sus manos.

Con esta visita a Petra, donde en 1983 ya acudió su padre, Felipe VI intenta ensalzar una de las figuras baleares más universales y que se liga a la historia de la hispanidad, vinculada a la era de expansión imperial durante la dinastía borbónica.

Hermetismo sobre el Rey emérito

Antes, el Rey había recibido por la mañana a las principales autoridades políticas de Baleares en un acto habitual en sus vacaciones estivales, pero marcado este año por dos grandes acontecimientos: la pandemia de coronavirus y la salida de España de su padre, el Rey emérito.

Cumpliendo estrictamente con el protocolo, el Rey se limitó a posar con los principales políticos locales y autonómicos en el imponente palacio de La Almudaina, en Palma. Aunque el hermetismo fue total, la marcha de su padre al extranjero en mitad de la doble investigación de la Fiscalía en Suiza y España no fue abordada ni siquiera de forma tangencial.

"Mi preocupación es la situación de Baleares y de sus ciudadanos, sobre todo lo demás debe dar explicaciones la Casa Real, no me corresponde a mí", dijo la presidenta Francina Armengol, tras explicar que había trasladado al Rey las "complicaciones" y "dificultades" que está atravesando Baleares por el golpe económico de la pandemia. "Aunque hubiéramos hablado de este tema", añadió en alusión al anuncio de Don Juan Carlos sin mencionarlo, "yo no lo trasladaría".

Con ese manto de silencio los despachos del Rey se centraron en las consecuencias por el coronavirus. De hecho, el alcalde de Palma, el socialista José Hila, no pudo asistir al estar aislado por haber estado en contacto con una persona infectada, viéndose obligado a mantener la audiencia por videoconferencia. El presidente del Parlamento balear, Vicenç Thomás, dijo que su reunión versó sobre la "compleja situación social" provocada por la pandemia.

Próximos actos

Los dos actos de este lunes fueron la primera jornada programada del Rey en Mallorca, donde llegó el pasado viernes. Los Reyes han limitado sus salidas privadas, evitando exponerse a las cámaras fuera de los espacios oficiales, y se centrarán en cumplir con una amplia agenda de actos protocolarios y sometidos a un milimétrico control.

Este martes visitarán un proyecto social en el extrarradio de Palma y el miércoles Felipe VI recibirá en el palacio de Marivent a Pedro Sánchez, en una cita que supondrá su primera comparecencia conjunta tras el anuncio de la salida de Juan Carlos I. Sánchez y el Rey despacharán antes del almuerzo, en una cita tradicional entre jefe de Gobierno y jefe de Estado.

Ya el jueves, el monarca viajará a Menorca, donde le acompañará el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska. El próximo lunes concluirá su estancia en Baleares visitando Ibiza, una de las islas más golpeadas por la crisis turística.

Conforme a los criterios deThe Trust Project

Saber más

Football news:

Wolverhampton hizo un uniforme rojo y verde para que los 12 portugueses en el Club estuvieran bien. Un nuevo nivel de cuidado 🔴 🟢
José Mourinho: tengo demasiados jugadores en el Tottenham. No me gusta
La FIFA permitió a los jugadores cambiar de equipo si habían celebrado un partido oficial, excepto el mundial
Thiago sigue en Liverpool: ha venido para un nuevo reto, y Klopp ni siquiera tendrá que vender a nadie
Thiago sobre el traslado al Liverpool: Quiero ganar tantos trofeos como sea posible. El Centrocampista Thiago Alcanatar comentó sobre el traspaso del Bayern a Liverpool
El ex agente de Lewandowski demandó a la compañía del jugador y reclama unos 9 millones de euros
Thiago llegó a la base del Liverpool para completar la transferencia