Spain

Feijóo marca distancias con Casado y esconde las siglas del PP en su nuevo cartel electoral

Noticias relacionadas

Alberto Núñez Feijóo aspira a mantener la Xunta de Galicia el próximo 5 de abril y este lunes, en una imagen publicada en redes sociales, el PP gallego ha presentado su cartel preelectoral, en el que cualquier vínculo con el partido que lidera Pablo Casado ha sido reducido a la mínima expresión. 

En un claro intento de distanciarse de Génova y desentenderse del giro a la derecha que inició Casado tras el auge de Vox, el presidente gallego ha desplazado las siglas del PP en sus carteles electorales, dejando a su partido en un segundo plano.

Galicia e moito -Galicia es mucho- ha sido el lema escogido para esta nueva contienda electoral, en una imagen donde la marca del PP resulta prácticamente inapreciable, junto al nombre Galicia, con un diseño más destacado, y una imagen de un Feijóo como protagonista indiscutible del cartel.

Albiol y Sémper

No es la primera vez que un barón popular marca distancias con respecto a la dirección nacional del partido durante la campaña. En las elecciones municipales de mayo de 2019, Xavier García Albiol presentó un vídeo que arrancaba con una vecina de Badalona diciendo: "Le voy a votar a él, a Albiol, no al PP".

Por su parte, Borja Sémper, candidato a la alcaldía de San Sebastián, también publicó un vídeo sin muestra alguna de las siglas de su partido. El dirigente reconoció que para él su ciudad "está por encima del partido".

Ambas estrategias se enmarcaron en el temor que surgió entre los aspirantes populares tras el descalabro en las elecciones generales del 28 de abril, donde el PP pasó de 137 a 66 escaños en el Congreso y perdió su mayoría absoluta en el Senado.

Coalición con Cs

La publicación del cartel coincide de lleno con la negociación para que PP y Ciudadanos concurran en la misma lista electoral con el fin de reunificar al centro-derecha de cara a los comicios gallegos, vascos y catalanes. Ese acuerdo, propuesto por la portavoz parlamentaria de Cs, Inés Arrimadas, y que tiene en principio el visto bueno de Pablo Casado, no cuenta en cambio con el respaldo de Feijóo. El dirigente gallego tiene las puertas cerradas con llave a una posible coalición con el partido naranja, si bien aceptaría que se sumaran representantes de Cs a la lista del PP.

En Cs, que este mismo lunes han apelado a Casado para que convenza a Feijóo, son conscientes de que las posibilidades de que el líder popular enmiende al barón gallego son remotas. Mencionan que restan cuatro días para "intentarlo", pero asumen lo complicado de la misión. Este jueves finaliza el plazo para presentar las listas.

"Siguen anteponiendo el interés de su partido... Eso nos preocupa. Debemos ir unidos frente a la amenaza nacionalista. Está claro que los barones del PP están midiendo sus fuerzas con la dirección nacional", resumía este lunes Melisa Rodríguez, portavoz nacional de la gestora de Cs.