Spain

Expectación por un futuro brillante

Ansioso o visionario. Esta es la pregunta que ha planteado el compañero Julio Gomes en su columna en la prestigiosa web brasileña Uol sobre la política de 'fichajes preventivos' del Real Madrid. La expresión creada por Juan Jiménez para definir la estrategia que existe por detrás de cada una de estas apuestas precoces explica bien la cuestión planteada en Brasil. Ahí lo ven las marchas de Vinicius, Rodrygo o Reinier como precipitadas. Existe el temor de que se frene la progresión de estos jugadores con el cambio de país y de ambiente en un momento tan importante de la formación de un futbolista, cuando estos dan el paso de la canteral al equipo profesional.

La preocupación aumenta todavía más cuando hablamos de muchachos que despiertan enorme expectación a su alrededor. Lo que es el caso de Reinier. El cabreo que su marcha ha causado en Jorge Jesus fue tremendo. El míster se quejó de la directiva del club públicamente, acusándoles de no saber valorarse. Reinier fue una estrella de la cantera rubronegra, decisivo para la conquista de la Copa de Brasil Sub-17 en 2018, cuando marcó el gol del título. Pero jugó poco en el primer equipo y tuvo pocas oportunidades para experimentar el peso y responsabilidad de jugar entre los profesionales. La expectación que hay a su alrededor desde hace años es por un futuro brillante. Ahora le toca al Madrid cuidarle para que no se pierda en el camino.