Las comunidades autónomas afrontan el nuevo estado de alarma con normalidad, sin apenas incidentes en la primera noche con toque de queda, pero han seguido adoptando nuevas restricciones, entre ellas el cierre perimetral de alguna región ante el aumento de contagios y con la mirada puesta en el Puente de Todos los Santos.

Euskadi, Aragón y Asturias se van a sumar a Navarra y La Rioja en el confinamiento perimetral de su territorio; el más estricto de ellos, el del Euskadi, pues afecta también a la movilidad entre municipios si no es por causa debidamente justificada.

Con el nuevo estado de alarma, aprobado en el Consejo de Ministros de ayer, las comunidades tienen la potestad de modular el horario de toque de queda, de forma que por ejemplo cinco de ellas lo aplica desde la medianoche.

Toque de queda

Con el nuevo estado de alarma, aprobado en el Consejo de Ministros de ayer, las comunidades tienen la potestad de modular el horario de toque de queda, de forma que por ejemplo cinco de ellas lo aplica desde la medianoche.

Castilla y León y Cataluña son las más restrictivas y optan por prohibir la movilidad desde las 22:00 a las 6:00 horas, mientras que Madrid, la Comunidad Valenciana, Baleares, Extremadura y Cantabria su toque de queda se extiende desde la medianoche hasta las seis de la madrugada.

Cierre perimetral

Euskadi ha adoptado estrictas medidas al decretar su cierre perimetral, al tiempo que va a impedir moverse entre municipios desde las 6:00 horas de este martes, lo que significa que los ciudadanos solo podrán salir de sus localidades de residencia por causas justificadas como ir a trabajar o al médico, estudiar o atender a familiares que necesitan cuidados.

El anuncio de estas restricciones, que serán comunes para toda la comunidad autónoma sin distinción de zonas según su impacto, se produce el día en que se ha conocido que Euskadi ha entrado en zona roja tras superar la tasa acumulada en 14 días de 500 casos de covid por 100.000 habitantes.

Euskadi ha entrado en zona roja tras superar la tasa acumulada en 14 días de 500 casos de covid por 100.000 habitantes.

Se ha decretado, además, la limitación de movilidad en horario nocturno entre las 23 y las 6.00 horas, el mismo horario de toque de queda decretado por el Gobierno; al tiempo que se han prohibido las reuniones de más de seis personas.

En Aragón, su presidente Javier Lambán ha informado de que la comunidad quedará confinada a partir de la medianoche de este martes en todo su perímetro, de manera que no se podrá salir ni entrar, "salvo por causas estrictamente justificadas". Lambán ha explicado que Aragón está en nivel 3 de alerta, el más restrictivo, por lo que el cierre de fronteras es lo más aconsejable.

Asimismo, la movilidad entre Asturias y el resto de comunidades autónomas quedará restringida entre la medianoche del martes al miércoles en todo su territorio, y de forma indefinida.

Un confinamiento que limita las entradas y salidas del Principado a viajeros en tránsito o que tengan causas justificadas y que se añade al que desde el pasado viernes está vigente en los municipios de Gijón, Oviedo y Avilés.

El Gobierno de Navarra, la primera comunidad que decretó su confinamiento perimetral, mantiene entre las 23:00 y las 6:00 horas el toque de queda y restringe las reuniones en los espacios privados a las personas que conviven habitualmente.

El Gobierno de Navarra restringe las reuniones en los espacios privados a las personas que conviven habitualmente.

No es el caso de Extremadura, que no se plantea el cierre perimetral, pese a que ha superado este fin de semana la media del país en cuanto a incidencia acumulada.

Ante la proximidad del puente de Todos los Santos, la Comunidad de Madrid sopesa el cierre de fronteras "con base a criterios sanitarios" y después de que los expertos en salud pública y de la consejería de Sanidad le propongan a la presidenta, Isabel Díaz Ayuso, las medidas a adoptar.

El consejero madrileño de Justicia, Enrique López, ha defendido que el toque comience a media noche, porque las ciudades de Madrid tienen una "idiosincrasia específica" que hace que los ciudadanos tarden mucho tiempo en llegar a sus domicilios cuando salen del trabajo.

Catalunya y el confinamiento de fin de semana

En Catalunya, la consellera de Presidencia, Meritxell Budó, ha admitido que tiene sobre la mesa la posibilidad de decretar un confinamiento de fin de semana, que es el momento en el que hay "más interacción social".

Budó ha explicado que están explorando nuevos escenarios si bien ha valorado que en la primera noche de toque de queda ha funcionado la responsabilidad de la gente.

En la primera noche, los Mossos han identificado a unas cien personas en un total de 31 controles dispuestos en toda Cataluña para informar sobre la medida. Las sanciones por incumplir el toque de queda estarían entre 300 y 6.000 euros.

Toque de queda en la Comunitat Valenciana

La Generalitat valenciana ha reconocido el comportamiento responsable de la sociedad valenciana y ha agradecido a los establecimientos públicos que hayan cumplido con las restricciones horarias.

El operativo de la Policía local en Alicante ha transcurrido con "máximo cumplimiento" al toque de queda sin que se pusiera ninguna sanción por infringirlo.

Ha habido controles de tráfico estáticos e itinerantes en todos los accesos y salidas de la ciudad en una jornada "sin incidentes"