Spain

Europa desbloquea el tranvía de Alcalá y la obra podrá reactivarse este año

Las obras del tranvía de Alcalá de Guadaíra podrán reactivarse este mismo año gracias al desbloqueo de los fondos europeos de casi 100 millones que estaban comprometidos para este proyecto y que han estado a punto de perderse por la mala gestión del Gobierno andaluz anterior. La financiación europea supone el 80% del proyecto.

Actualizar el estudio de demanda de viajeros fue la condición que puso Europa para desbloquear la concesión de los fondos comunitarios

La consejería de Fomento anunció este jueves que, tras una dura negociación, su departamento ha logrado que la Unión Europea no retire los fondos de casi 100 millones que había comprometido para este proyecto, lo que permitirá reactivar las obras a lo largo de este año 2020. “Hemos conseguido que no se descertifiquen esos fondos. Ha sido una negociación dura para evitar perderlos”.

Lo que no está claro aún es la fecha de puesta en servicio de esta prolongación de la línea 1 del Metro que conecta la capital sevillana con el municipio alcalareño. Los documentos oficiales de la Junta de los presupuestos andaluces de 2020 sitúan el final de las obras para el año 2023.

Europa puso como condición para desbloquear la concesión de los fondos comunitarios destinados para esta obra que se actualice el estudio de demanda de viajeros que se hizo en su día para ratificar o no la viabilidad de este proyecto. La actualización de la demanda potencial de viajeros del tranvía comenzó en agosto de 2019 y concluyó meses después.

Lo que falta para acabarlo

La obra civil del tranvía está finalizada a falta de reponer los 400 metros de vías y otros elementos que se robaron en el tramo entre la venta La Liebre y el Parque Tecnológico. Con la inversión aprobada para 2020, la Junta espera pagar esos daños (valorados en 2,7 millones) y las cantidades que quedaban por abonar en este tramo.

Otros trabajos pendientes para poner en marcha el tranvía son la colocación de las instalaciones y sistemas (energía, señalización y comunicaciones), los Talleres y Cocheras, las marquesinas de las paradas y la compra de los vehículos. Con suerte está acabado para las elecciones municipales de 2023, si se cumplen las previsiones que figuran en los presupuestos andaluces.

El contrato del tramo último tramo (Universidad Pablo de Olavide-Parque Tecnológico) se ha resuelto por la suspensión de las obras por un plazo superior a ocho meses, para lo la Junta abonará 2,3 millones a la UTE adjudicataria Comsa-Martín Casillas.