Spain

Estandarte del fútbol popular

El verano de 2013, la Salamanca futbolera recibía un palo durísimo: desaparecía la Unión Deportiva Salamanca . De las diferentes opciones que salieron en la época posterior a la UDS, Unionistas fue la más distinta. Un club popular y democrático en el que los socios tienen una parte fundamental en el destino.

Javier Tejedor, actual vicepresidente, y Miguel Ángel Sandoval, actual presidente, promovieron un movimiento entre algunos aficionados de la extinta UDS que rápidamente se extendió. Entre los beneficios de los socios se encuentra el haber decidido el nombre del club, los estatutos, el escudo, elegir la equipación cada dos años y, todas las temporadas, decidir el importe de cada carné. Entre los precios siempre destaca la figura del 'socio colaborador', que paga una cantidad más alta que el resto para ayudar al club de forma altruista.

Pero Unionistas, además de su animosa afición, tiene detrás un 'Grupo de Trabajo' de 53 personas que se encarga de montar y desmontar las lonas de publicidad del campo antes del partido, llevar las redes sociales, actuar como speaker o, incluso, meterse debajo de la piel de la mascota del equipo.

De Provincial a Regional y de Regional a Tercera. Dos saltos de categoría en dos temporadas y la ilusión de dar uno más hacia la Segunda B. En la primera ocasión, ese sueño quedó truncado por un 5-0 en casa del Olímpic de Xàtiva. Pero lejos de decaer, los aficionados mostraron sus ganas de volverlo a intentar y animaron a sus jugadores durante casi media hora en el terreno de juego. El año siguiente, un gol de penalti en el minuto 93 daba el ascenso a Unionistas en Las Pistas ante el Socuéllamos. La primera temporada en Segunda B el equipo charro acabó en puestos de Copa del Rey y, gracias a esa posición, sumado a las victorias ante Atlético Baleares y Deportivo,

Paradigma. Un modelo democrático de fútbol popular, en el que los socios son sus protagonistas; una directiva responsable que sabe que no puede gastar más de lo que ingresa y, en el caso de que haya déficit, tendrá que responder a las deudas. Y un club moderno en una Salamanca poco acostumbrada al aire fresco y a los cambios. Unionistas se hará visible a nivel nacional este miércoles cuando las estrellas del Real Madrid pisen el modesto césped de Las Pistas, un campo que ni siquiera es propio y que sí es de propiedad municipal. Un equipo “de y para Salamanca”. El auténtico estandarte del fútbol popular.

De la tierra a jugar contra el Real Madrid en cinco años

Fundado el 26 de agosto de 2013, Unionistas de Salamanca comenzó a competir en la temporada 2014-2015. Y lo hizo desde la categoría más baja: la Provincial de Aficionados. El club consiguió el ascenso de categoría con claridad y también disputó uno de los partidos que más se recuerdan entre la afición.

El 14 de diciembre de 2014, Unionistas visitaba el Reina Sofía ante el Real Salamanca Monterrey. Los locales tenían por entonces un campo de tierra y, debido a las fuertes lluvias, se había convertido en un auténtico barrizal. Los blanquinegros ganaron por 2-3 en medio de un gran ambiente festivo en las gradas con más de mil personas.

El barro dejó bonitas imágenes para la posterioridad de Unionistas, que ascendió de Provincial a Tercera División 'sin fallo' y tan solo tardó dos temporadas más en pisar la categoría de bronce del fútbol español.

Mañana miércoles, en el césped de Las Pistas, Unionistas habrá culminado un camino en cuyo tránsito ha pasado de jugar en el barrizal del Reina Sofía a medirse a uno de los mejores equipos del mundo en tan solo cinco años. Un premio para los fieles que estuvieron apoyando en el barro.