Spain

Escrivá renuncia a ajustar las pensiones de los jubilados cuando baje el IPC

El Gobierno ha movido ficha para romper el bloqueo de la reforma de las pensiones. Seguridad Social renuncia a compensar las bajadas del IPC con ajustes en las pagas.

MADRID, 14/04/2021.- El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, revisa su tableta la semana pasada en el Congreso de los Diputados.
MADRID, 14/04/2021.- El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, revisa su tableta la semana pasada en el Congreso de los Diputados.Chema MoyaEFE

La fórmula con la que la Seguridad Social marcará la revalorización anual de las prestaciones no tendrá en cuenta los ejercicios con inflación negativa para repercutirlos posteriormente, como había propuesto el ministro de Seguridad Social en la primera ronda de negociaciones con los agentes sociales para reformar el sistema de pensiones.

Escrivá ha sido duramente criticado desde empresas y sindicatos y desde el Congreso por los escasos avances que ha tenido en sus negociaciones a lo largo de los últimos meses para llegar a un acuerdo sobre la revalorización de las pensiones y el nuevo sistema de incentivos y penalizaciones de cara a lograr que los trabajadores retrasen la edad de jubilación. Durante el día de hoy ha tenido lugar un nuevo encuentro con los agentes sociales y en él Seguridad Social ha movido ficha con una nueva propuesta en la fórmula de revalorización.

El secretario de Políticas Públicas y Protección Social de CCOO, Carlos Bravo, ha explicado al término de la reunión que el Ministerio de Seguridad Social ha retirado la propuesta de compensar los años de inflación negativa en ejercicios sucesivos, de manera que el sistema permitirá que los pensionistas puedan ganar poder adquisitivo, tal y como ha sucedido este año. La propuesta de Escrivá consistía en la "garantía de la revalorización con el IPC" en las pensiones junto con un mecanismo de compensación de los años con IPC negativo en los tres ejercicios posteriores.

La propuesta había sido muy criticada desde el primer momento por los sindicatos, que demandaban a Seguridad Social una fórmula comprensible que siguiera el mandato del Pacto de Toledo para que los pensionistas no perdieran poder adquisitivo. Inicialmente se barajaron periodos de compensación de hasta cinco años; después se rebajaron a tres y finalmente la propuesta ha desaparecido sin que se conozca aún cuál será el sistema de revalorización definitivo.

Bravo ha apuntado que, aunque el movimiento de Seguridad Social suponga un avance, la negociación es compleja y también registra retrocesos. "Era un cambio imprescindible para avanzar en el proceso de negociación, pero aún limitado", ha advertido, para subrayar que todavía es pronto para hablar de un acuerdo en otros temas en discusión como son la fórmula de acceso a la jubilación anticipada, el factor de sostenibilidad y en la derogación "completa" de la reforma de pensiones de 2013.

En general, las propuestas realizadas hasta ahora en estos puntos han chocado con la incomprensión de empresas y sindicatos. CEOE y Cepyme, que plantean fuertes divergencias en la demanda de Seguridad Social de que se retire de los convenios la obligatoriedad de jubilarse con la edad ordinaria, han apuntado la falta de espíritu de negociación de Seguridad Social al calificarlas de un monólogo del Gobierno.

Por su parte, UGT se ha mostrado coincidente al apuntar hace ya dos semanas que las negociaciones no habían progresado. El secretario general de la UGT, Pepe Álvarez, ha señalado que el Gobierno "ha de tener claro" que deberá retirar su propuesta de reforma de jubilaciones anticipadas del Escrivá, en el que se prevé incrementar las penalizaciones al retiro antes de la edad ordinaria.

Álvarez ha recordado que el 80% de las personas que se jubilaron en 2019 lo hicieron desde el paro y que estas personas, aunque se les intente incentivar para retrasar la jubilación, "no les quedará más remedio que adelantarla", por lo que se deben mantener las condiciones actuales. UGT entregó la semana pasada un escrito en Seguridad Social reclamando una solución para las más de 500.000 personas que como consecuencia de los ajustes laborales de la pasada crisis se vieron obligados a adelantar su jubilación, muchos de ellos con largas carreras profesionales. Al adelantar el retiro, sus pensiones se han visto fuertemente penalizadas, en ocasiones por encima del 20%.

En relación al sistema de incentivos cuyo capítulo más conocido es un cheque por hasta 12.000 euros, Álvarez ha advertido que no tiene "mucho sentido" y no solucionará la situación. Como ha informado este diario, el pago representa una cantidad muy inferior a lo que, desde un criterio técnico, deberían percibir los pensionistas. Además, según el líder de UGT, la mayoría de gente se quedaría en una cifra muy inferior por nivel de ingresos.

Conforme a los criterios deThe Trust Project

Saber más

Football news:

Griezmann conversó con Hamilton y visitó las cajas de Mercedes en el gran premio de España
El Barcelona siente que Neymar la usó. Dijo que quería volver, pero extendió su contrato con el PSG (RAC1)
Los aficionados del Arsenal: Querían regalarles algo bueno. Lamento que no hayamos podido
El Atlético no perdió en el Camp Nou. La lesión de Busquets es el punto de inflexión del partido (¿y la carrera de Campeones?)
Verratti se lesionó los ligamentos de la rodilla en el entrenamiento del PSG. La participación en la Eurocopa aún está en duda
El contrato de Neymar en una sola imagen. Mbappé quiere lo mismo
El Manchester United quisiera fichar en verano a Bellingham, no a Sancho. Borussia no va a vender Jude