Spain

Entrenador sin pretenderlo: Miguel Ángel Ramírez, un español de moda en América

Entrenador sin pretenderlo: Miguel Ángel Ramírez, un español de moda en América
Fotos: IDV / Imagosport

La economía de palabras propia del título que encabeza un reportaje como éste obliga a matizar desde ya que lo que nunca había pretendido Miguel Ángel Ramírez es convertirse en entrenador del que se puede considerar como fútbol de élite. Lo que es ahora, vamos. "Mi vocación es de formador y estaba a gusto ahí, pero todo se ha ido dando...", confiesa a Primera Plana. "Yo no comparto estar en el fútbol base queriendo estar en otro sitio. Para mí es un error y no veo a un profesor de Educación Infantil o Primaria deseando serlo de Universidad", añade.

Merece la pena repasar el curioso recorrido de este canario de 35 años que meses después de asumir la dirección técnica del primer equipo convertía a Independiente del Valle en campeón de la Copa Sudamericana, primer título internacional del equipo ecuatoriano, y que ahora lo tiene peleando por el título doméstico y con un 5-0 a Flamengo en la Libertadores ("uno se hace entrenador por noches como ésa") como útlimo resultado. "Fue todo un poco accidental. Un compañero de equipo en el Claret juvenil empezó a entrenar al cadete y me pidió ayuda. Yo ya andaba encaminado hacia la educación y el deporte, pero eso no lo tenía previsto. Estando con él, un amigo de mi padre que fue jugador de Las Palmas, Paco Lemes, comenzó a entrenar en el benjamín de la UD y también quiso que le echara una mano. Me vi metido. Iba estudiando, pero me iba gustando entrenar a chavales. Me formé con cursos, asistí a congresos... incluso durante un tiempo trabajé para el Liverpool en un proyecto de expansión. Descubrí que me gustaba y que quería dedicarme a esto, pero siempre encaminado hacia la formación".

Lo ha dejado caer. El recorrido académico también acompañaba esa deriva hacia la pelota: "Estudié Magisterio, me licencié en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte e hice dos másters, uno en Dirección Deportiva y otro en Coaching. En el último año de licenciatura me fui de Erasmus a Grecia. Tenía personas en común con Ernesto Valverde, que entonces estaba en Olympiacos, y con Manolo Jiménez, con el que arrancamos un proyecto para el fútbol base del AEK que se interrumpió por falta de presupuesto. También me llevaba bien con un argentino que trabajaba en el equipo reserva del Panathinaikos. Al acabar ese curso vuelvo a España, otra vez a la UD, pero inicio el doctorado en Vitoria y me incorporo al cadete del Alavés".

Surge ahí en la figura de Roberto Olabe, actual director deportivo de la Real Sociedad, la que como se verá ha sido una referencia constante en la carrera de Miguel Ángel: "A los tres meses surge la oportunidad de marcharme a Qatar. Roberto me llama para incorporarme a la Academia Aspire, paso definitivo para dedicarme a esto profesionalmente. No nos conocíamos personalmente, así que me reclutó por lo que le decían que hacía. Le había llamado la atención eso de un entrenador canario y joven que andaba por Vitoria. Hablamos por teléfono, pero no nos vimos hasta que yo ya estaba en Arabia".

Arranca un periodo fundamental, de 2012 a 2018: "Es un proyecto de país y la Academia es el puente entre la Federación y los clubes. Teníamos a los mejores jugadores de lunes a viernes, estudiando y entrenando, y luego se iban a competir con sus equipos el fin de semana. Les hacíamos seguimiento y descubríamos a otros. Nadie te los puede quitar, porque en realidad los reclutas para la selección, pero hay que afinar el ojo para ver qué puede llegar a ser cada cual con una buena formación que todavía no ha tenido". Ramírez pasó por la selecciones sub-12, sub-13, sub-16 y sub-17, además de ser asistente en la sub-19: "Ya me pasó en Las Palmas, lo de entrenar desde benjamines hasta juveniles. Manejar diferentes registros por diferencia de edad te hace un técnico más completo".

Hay un momento en el que Olabe se marcha a Ecuador: "Aspire y Qatar se han preocupado por crear una red global de 'partners' entre clubes y federaciones. Se organizan torneos y congresos para intercambiar conocimientos. Ahí se cruzan personas de Independiente del Valle, que entra en esa red. Es un club único en el país, con una red de scouting potente y una Ciudad Deportiva donde los chicos estudian y viven. Lo que faltaba era un método de entrenamiento, definir un modelo de juego y dar una dirección técnica a todo eso. Roberto les ayuda, aunque ellos no sólo copian y pegan, sino que toman lo que les sirve..." Hay otro momento en el que Olabe se marcha de Ecuador: "Vuelve a la Real y coincide con que yo decido marcharme de Qatar después de seis años. Entonces en Independiente me ofrecen un rol que no había hecho nunca, no como entrenador, sino como director del fútbol base. Nos reunimos en España, llegamos a un acuerdo y vengo en junio de 2018. Había procesos a la espera, montados ya por Roberto, pero sin desarrollar aún..."

Independiente es de Sangolquí y Ramírez se afinca en Cumbayá, distrito metropolitano de Quito, pero las distancias son escasas. Pasan los primeros meses: "Echaba de menos entrenar, porque la competición es pura gasolina, pero lo que estaba haciendo me daba herramientas para cuando volviera a hacerlo. Tienes que ser entrenador de entrenadores y desde arriba ves las frustraciones". Entonces se desatan los acontecimientos... y a Miguel Ángel lo pillan curiosamente en San Sebastián: "Estábamos en el descanso de un Real Sociedad-Villarreal, a finales de abril del año pasado, cuando el gerente hace un aparte conmigo para decirme que se marcha Ismael Rescalvo, el técnico del primer equipo. En medio de la temporada y a Emelec, un equipo de la misma Liga. Independiente jugaba ese domingo y, aunque el cuerpo técnico de la 18 reserva se hace cargo, me piden que ayude. Empezamos a entrenar, yo en el banquillo, y con el paso de los días el gerente general me dice que cómo me veo, que voy a dar continuidad y que los chicos podrán llegar al primer equipo y el modelo de juego también. El gerente deportivo no quería que siguiera, porque podía ser una solución o dos problemas, y al principio yo compartía un poco eso, porque teníamos todo el proyecto funcionando. Tengo como anécdota una conversación con tres sub-18. Les decía que no me sentía preparado y que nunca había estado en esa élite, pero ellos insistían en que tenía nivel. Aún me lo recuerdan: 'ya le dijimos'..."

Porque todo ha ido bien: "Demasiado bien. Hemos conseguido una identidad muy clara y muy fuerte, más la valoración del mundo del fútbol. Es un club nuevo, pequeño, en crecimiento, con jugadores jóvenes, pero el equipo ha sido valiente en escenarios muy grandes. Incluso perdiendo hemos demostrado lo que somos y lo que queremos ser. Ganar la Sudamericana no es normal, pero tampoco casual". ¿Y a qué juega Independiente para provocar tal admiración? "Todos los jugadores tienen capacidad de adaptarse al modelo que quieras. No pongo esa excusa. En el juego de posición entendemos el fútbol como una relación del jugador con el espacio y nos gusta tener el control. Lo podemos tener con la posesión de balón; sin él, no. Cuando no lo tengo quiero presionar para tenerlo. Voy a buscarte para quitártelo, provocando tu error. Teniéndolo, dependiendo de los espacios que el rival ceda, voy a ocuparlos para hacer daño. De atrás hacia adelante sumando a gente, para llegar a última línea".

Desde que salió campeón, Ramírez tuvo y tiene ofertas. Lo que no tiene es representante: "Necesito confianza en lo que demando, que es cierta sensibilidad por la profesión". En el final de la charla aparece de nuevo Olabe: "Rober es un cabrón. Sabe cuándo me coge el teléfono y cuándo no. Quiere que yo tome la decisión y luego me da su opinión. Aquí hay un proyecto sin presión del resultado inmediato y una plantilla que comprende lo que pedimos. Si me hubiera marchado en diciembre, seis meses no eran referencia. Necesito partidos, necesito experiencias, necesito perder. Como soy medio inquieto, de hacer maletas, me va a seguir apeteciendo conocer otros lugares, culturas y sobre todo personas, pero no me pongo a pensar en el futuro. Me quedo con una frase de Imanol Ibarrondo: 'Espera lo mejor, prepárate para lo peor y acepta lo que venga'. Esta pandemia nos ha dado una cachetada. Haz los planes que quieras, que luego puede pasar cualquier cosa".

"En los entrenamientos procuramos que no haya demasiadas pausas y no hablar más de la cuenta. Yo no doy charlas. Vamos a lo que tenemos que ir. Enseñamos videos, qué queremos hacer y por qué. Con el tiempo me he ido callando. Los entrenadores hablamos demasiado y decimos poco. Mis ayudantes son muy buenos, soy poco acaparador en ese sentido. Si hay algo que me gusta del basket o del fútbol americano es el trabajo en equipo, cada uno con su espacio. Yo no soy el que más sabe de mi cuerpo técnico. Un director de orquesta no tiene que ser el que más sabe de música, sino el encargado de ordenar todos los instrumentos".

"Mauri era un jugador del club y justo cuando yo llego estaba probando en Europa: con Liverpool y Ajax entre otros. No le cogen, vuelve medio frustrado, le cuesta volver a coger la alegría y centrarse. Trabajamos con él y vuelve a disfrutar de lo que está haciendo, pero un día llega a mi oficina llorando: tiene problemas con su familia y un barrio peligroso de Guayaquil. Contacto con un arquitecto para buscarle casa, pero pasan unos meses y no se cambian. Un día a la mañana me despierto y veo mensajes que no entiendo. Después de un partido de la filial se había marchado y no sé si confundidos con su hermano, que era el que tenía problemas, le disparan y le matan. Yo lo pasé muy mal, fue un duelo duro y profundo. Lo tengo muy presente y le dije al utilero al ganar el título que me sacara la bandera canaria y su camiseta como particular homenaje. También a modo de denuncia, claro".

Suscríbete a la Newsletter de Fin de Semana de MARCA y recibe en tu correo electrónico, sábados y domingos a primera hora de la mañana, los reportajes, entrevistas y gráficos en profundidad de MARCA y los de su suplemento dominical 'Primera Plana'.

Football news:

Sandro Tonali: Milán en la cresta de la ola. La camiseta de rossoneri presiona, pero me pongo en forma
El consejero Kadyrov golpeó al juez en la ingle, y su hijo fue despedido de akhmat y Prohibido por tres años. Al principio, todos negaron
El AEK carrera perdió ambos partidos en la Europa League con un marcador global de 1:5
Stefano Pioli: el Milan aún no ha logrado nada. La temporada es larga, nos enfrentaremos a dificultades
Mourinho Pro 0-1 con Amberes: El mejor equipo ganó y el peor perdió
Bale no hizo anotaciones en sus tres primeros partidos con el Tottenham. No anota desde enero
Padre Courtois: Keylor Navas no era un buen compañero. Cuando se fue al PSG, las cosas se hicieron más fáciles