Spain

El virus se frena tras entrar en fase 1 con la incidencia más alta de Galicia

Sanidad revela en su informe de la desescalada la elevada capacidad de la Comunidad para controlar casos sospechosos

Ourense ha conseguido en la segunda quincena de mayo frenar cada vez más al coronavirus después de un inicio de mes en el que la incidencia de los contagios estaba bastante por encima que en el resto de provincias de Galicia. Así lo revela el informe publicado por el Ministerio de Sanidad sobre el examen a cada Comunidad Autónoma para acceder a la fase 1 del plan de desescalada, un objetivo que Galicia superó apoyada en su elevada capacidad para tener un diagnóstico de los casos sospechosos de coronavirus.

El documento firmado por la directora general de Salud Pública, Calidad e Innovación, Pilar Aparicio, concluye que la Comunidad gallega había realizado en la semana previa al examen para el cambio de fase pruebas PRC a más del 90% de casos sospechosos, pero con variaciones en los resultados entre provincias.

Así, Ourense destaca por encima del resto tanto en la incidencia acumulada en la semana previa como en el porcentaje de positividad realizado por los centros de primaria. La provincia ourensana, que ha sido en la que más ha impactado el virus en Galicia como reflejan los estudios de seroprevalencia, sumaba 15,3 casos por cada 100.000 habitantes en siete días, más del doble que los 7,6 casos de A Coruña y todavía más lejos de los 3,5 de Pontevedra y los 1,5 de Lugo.

En el porcentaje de positividad de las pruebas PCR entre los casos sospechosos, uno de cada diez reflejaban un contagio en Ourense, mientras que la cifra bajaba a un 4,4% en Pontevedra, un 3,2% en A Coruña y un 2,9% en Lugo. El informe de Sanidad también refleja que el área sanitaria ourensana estaba en disposición de llegar a 43 camas de hospitalización y 1,7 de UCI por cada 10.000 habitantes, con capacidad para afrontar posibles rebrotes. En aquel momento, Ourense soportaba la mayor presión hospitalaria de Galicia, que reforzó tanto los medios materiales como personales del Sergas, activando un sistema de "rastreo" a través de un call center.

Evolución positiva

Tras el pequeño repunte de casos activos, Ourense volvió ayer a bajar esa cifra hasta los 121, en una jornada en la que no se notificaron nuevos contagios por segunda vez en lo que va de pandemia. Mientras, seis altas más elevan los pacientes curados a 1.742, quedando 105 contagiados bajo seguimiento domiciliario y 16 en los hospitales, uno de ellos en la UCI.

Por segundo día consecutivo, Ourense no registró fallecidos con coronavirus. Siguen siendo 131 las víctimas en esta crisis. 

Minuto de silencio en la Subdelegación para arrancar los 10 días de luto oficial

El Consejo de Ministros aprobó ayer un decreto por el que establece en todo el país un luto oficial de 10 días por las al menos 27.000 víctimas mortales que ha provocado la enfermedad del coronavirus hasta ahora. A partir de hoy, ondearán a media asta todas las banderas de los edificios públicos y de los buques de la Armada, en señal de duelo por las vidas "truncadas de repente" de hombres y mujeres que no pudieron superar la enfermedad y que fallecieron, en la mayoría de los casos, sin tener al lado a sus familiares al tener que permanecer aislados para no contagiar, informó la ministra de Hacienda y portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero.

La Subdelegación del Gobierno de Ourense acogerá hoy a mediodía un minuto de silencio en memoria de los fallecidos. 

Football news:

Eric Dyer: Mourinho sabe cómo encender el fuego dentro de los jugadores
Blanc es una opción prioritaria para el Valencia. En la lista de candidatos Marc Silva y Quique flores
El ex portero del Spartak Mitrushkin entrena con el Mónaco (Sport-Express)
Javier Tebas: el Real Madrid puede hacer una llamada sobre los árbitros 20 minutos después del partido, eso no es saludable para todo el árbitro
Maurizio Sarri: un día Higuaín debe ser mimado y otro clavado en la pared
Los brazaletes del capitán Huesca son un libro de texto sobre historia y geografía de España
El Barcelona ha desmentido la organización de ataques contra sus jugadores en las redes sociales