Spain

«El sexo es algo natural y lo natural no es cuestionable»

El año pasado publicó 'Mala mujer' y en librerías están ya, desde comienzos de verano, 'Zorras' y 'Malas' (Ediciones B), las dos primeras partes de una trilogía que aunque se venda como erótica, su autora, Noemí Casquet, prefiere denominar «de liberación». «Hay escenas sexuales muy explícitas pero a mí me gusta más hablar de novelas de liberación, porque las protagonistas comienzan a descubrir cómo funciona el sistema, cómo influyen los patrones sociales en todo lo que hacen y se preguntan qué quieren hacer realmente con independencia de lo que la sociedad les diga que tienen que hacer», explica Casquet que hoy presenta su libro en la Fnac de San Sebastián, a las 18 horas.

– Habla, como periodista especializada en sexo y creadora de la plataforma de educación sexual Santa mandanga, de la liberación a través del sexo. ¿Por qué?

– El sexo es el primer paso hacia la liberación, es la herramienta que te deja durante segundos, minutos e incluso horas sin que la mente gobierne todo. Es el cuerpo el que te lleva, es tu alma. En esos momentos puedes entender y saber quién eres y conectarte con el presente como con ninguna otra herramienta. Por eso es tan interesante el sexo. Es lo que hacen las protagonistas: se sumergen en la sexualidad de un modo divertido, desinhibido, hasta que se dan cuenta de quiénes son, hasta que se liberan de lo que les han impuesto.

«Queda mucho camino»

Alicia, Diana y Emily, las tres jóvenes que crean el Club de las Zorras, vienen de entornos muy distintos, pero todas comparten una manera de entender el amor y el sexo «como el sistema nos ha inculcado». Esto significa que han vivido amores románticos –y tóxicos o «de mierda», como dice Casquet–, que han sido sujetos pasivos –«los complementos» de los hombres, la parte bonita que solo tiene que «preocuparse del físico» y dejarse hacer–, que han pensado que los empotradores son ellos –«cuando las empotradoras también podemos ser nosotras, esto es mutuo, y yo no estoy esperando a que nadie venga a decirme cómo hemos de funcionar»– o que han renunciado a hablar de lo que desean porque está mal visto. «Hasta hace diez años hablar de masturbación era prácticamente un tabú», recuerda la autora, que en realidad no ha tenido nunca estos problemas porque su madre se encargó de hablarle de sexo «con naturalidad».

«Se nos educa en la impaciencia, el miedo, la inmediatez y eso nos quita el control sobre el sexo»

De allí le viene su faceta divulgadora. «Le tengo que dar las gracias a mi querida madre, siempre me ha resuelto desde pequeña todas las dudas. El sexo es algo natural y lo que necesitamos es una educación sexual natural. Lo natural no es cuestionable, está en nosotros, pero si venimos de ahí. ¿Cómo va a ser tabú?», se pregunta. Claro que esa naturalidad no ha significado que todo haya sido fácil: «He sido la comidilla por los pasillos de la universidad, he sido la guarra, dicho por alumnos y por profesores, la facilona, la del porno o la del sexo. Eso te limita en lo profesional, así que he comido mucho arroz. He luchado mucho y me queda luchar más porque yo he comprometido mi vida a esta revolución sexual».

– ¿Nunca llega?

– Queda mucho camino porque en realidad el sexo que siempre se nos presenta es el hegemónico, pensando en el otro, en el orgasmo, y no en que es una herramienta de autoconocimiento y algo espiritual, sagrado. Se nos educa en la impaciencia, en el miedo, y eso nos quita el control. El autodescubrimiento que provoca el placer, eso no interesa.

Football news:

Thomas Müller: el Bayern confía en sí mismo, estamos en buena forma
Anton Miranchuk sobre el partido con el Bayern: Salir a ganar y establecer los objetivos más altos
Frankie de Jong: la Vida en Barcelona es tan agradable que puede parecer que has estado de vacaciones durante todo un año
Donnarumma, Heuge y tres miembros del equipo Milan contrajeron el coronavirus
Ribery, de 37 años, está en el Top de la serie A en pressing, dribbling, Speed and assists. Y también educa a los jóvenes y piensa en la carrera del entrenador
El Real Madrid quiere resolver el problema del contrato de Ramos lo antes posible
Leonardo habló con los representantes de Mbappé sobre la renovación del contrato. El jugador quiere saber cómo se desarrollará el Club