Spain

El segundo cero de Simeone

Sólo en uno de sus 77 partidos precedentes de la Liga de Campeones, Diego Simeone y su Atlético de Madrid habían emulado la nulidad ofensiva, sin un solo tiro entre los tres palos, del despropósito del pasado martes contra el Chelsea, que señala directamente al técnico por su planteamiento fallido, su regresión defensiva y su paso atrás en un momento determinante.

Entre la preocupación absoluta en retener el 0-0, más que en promover de verdad la victoria, y la incapacidad de armar un ataque ni un contragolpe algo relevante, el Atlético se quedó en nada sobre la portería rival. De sus seis intentos que recogen las estadísticas de la UEFA, tres terminaron fuera y otros tres fueron bloqueados. Ninguno tomó la dirección del marco contraria de Edouard Mendy.

Sólo otra vez le había ocurrido al técnico dentro de esta competición: en la debacle en Turín frente al Juventus en 2018-19, también en los octavos de final, en el encuentro de vuelta, esa vez como visitante, cuando Cristiano Ronaldo lo devoró con un 3-0, como también lo hizo con la renta de 2-0 con la que acudía el Atlético.

En ninguno de sus otros 76 partidos más en la Liga de Campeones. Ni siquiera en las visitas al Santiago Bernabéu frente al Real Madrid. Ni en el 1-0 de los cuartos de final de 2014-15 (con 2 tiros entre los tres palos de seis intentos) ni en el 3-0 de las semifinales de 2016-17, cuando probó cuatro, sólo uno en el marco.

Ni tampoco en sus derrotas en Múnich contra el Bayern. Ni en el 4-0 de este curso, con uno nada más de ocho lanzamientos; ni en el 2-1 que lo clasificó para la final en 2015-16, con cuatro; ni en la derrota por 1-0 de la fase de grupos de 2016-17, con tres. Ni tampoco en el Camp Nou. Ni siquiera cuando jugó con diez desde la media hora por la expulsión de Fernando Torres en 2015-16. Ni en el Signal Iduna Park de Dortmund, cuando recibió un 4-0 en 2018-19.

Ante el Chelsea sólo entró en el área de penalti seis veces, pero es que nada más superó el tercio de campo rival y se aproximó a esa zona en únicamente veinte ocasiones.

"Entendíamos que el partido había que jugarlo como lo vieron", ratificó Simeone en la rueda de prensa posterior al duelo, donde propuso una defensa de seis hombres en el repliegue (de derecha a izquierda Ángel Correa, Marcos Llorente, Stefan Savic, Felipe Monteiro, Mario Hermoso y Thomas Lemar), incluyó a Joao Félix en el medio campo a la hora de defender y concentró todo en su territorio.

Una especie de 6-3-1 que sólo alteró al principio con la presión alta que ejerció tres veces al comienzo del choque, con un resultado visible: la ocasión de Thomas Lemar a pase de Luis Suárez. La única del Atlético en todo el duelo.

Un ultra defensivo plan derribado de chilena por Olivier Giroud y por el Chelsea, que propone al conjunto rojiblanco el desafío de darle la vuelta a todo en el encuentro de vuelta en Stamford Bridge previsto para el próximo 17 de marzo, miércoles.

En Londres, en el mismo escenario del duelo de vuelta, el conjunto rojiblanco hizo bueno un 0-0 en la ida en el Vicente Calderón con una victoria por 1-3 que lo clasificó para la final del máximo torneo continental en 2013-14.

Pero de sus 42 partidos en la era Simeone en esta competición lejos de sus estadios, hay diez resultados que serían válidos para clasificarse (sin incluir el 2-3 al Liverpool porque fue en la prórroga tras el 1-0 en el minuto 90).

Football news:

El Delantero del Bayern, Robert Lewandowski, continúa recuperándose de su lesión
El ex entrenador de la Fortuna funkel dirigió al Colonia
Sulscher dio la vuelta al partido ante el Tottenham, cambiando el papel de Pogba. Este juego es una exposición de los más brillantes pros y contras del Campo
Barcelona estaría por delante del Real Madrid en la tabla De la liga sin la Intervención del VAR (As)
Ex Scout de Barcelona: el Intercambio de Arthur por Pjanic es una de las principales anomalías en la historia del fútbol
El ex entrenador del RB Leipzig, Hoffenheim y Stuttgart, Ralph Rangnick, asesorará al Lokomotiv
Marquinhos se perderá el partido de vuelta ante el Bayern por lesión