Spain

El sector agroalimentario extremeño pide a los políticos menos burocracia

Un consumidor diferente que pide una alimentación más saludable, adaptarse al comercio 'online' y trabajar de manera sostenible. Tres grandes retos que tiene por delante la industria agroalimentaria.

No son nuevos, ya estaban en el horizonte de productores e industriales antes de la pandemia, pero el coronavirus ha servido para acelerar estas tendencias. A ellas se refirieron los cinco participantes en la mesa redonda –que organizaron el Instituto Internacional San Telmo y Diario HOY, con el patrocinio de Ibercaja– y que llevó por título 'Los retos y el futuro de la cadena agroalimentaria después del covid'.

«Detectamos en el mercado la necesidad de una alimentación más saludable y de hacer un producto más ecológico», dijo Francisco Espárrago, uno de los invitados a la cita y gerente de Señorío de Montanera, que puso como ejemplo su propia empresa. «Tenemos referencias que han funcionado mejor cuando las hemos liberado de alérgenos y aditivos», aseguró este empresario del sector del cerdo ibérico.

No es un proceso sencillo y hay que invertir en desarrollo de producto, pero la experiencia de Espárrago le demuestra que es rentable para sus embutidos.

En esa misma línea, Atanasio Naranjo, propietario de Tany Nature, reconoció que las preferencias alimenticias de los jóvenes están variando. «Hay una tendencia hacia la proteína vegetal», manifestó el dueño de una empresa en la que las frutas y las verduras tienen un peso muy destacado.

Al hablar de alimentación saludable, el moderador de la mesa, José Antonio Bocherini, profesor del Instituto Internacional San Telmo, quiso conocer la opinión de los participantes acerca de Nutriscore. Los sectores del ibérico y del queso están entre los más

perjudicados por este sistema de calificación nutricional de los alimentos, ya que obtienen las peores valoraciones. Mientras Espárrago se mostró optimista al entender que los consumidores no prestarán mucha atención a esa etiqueta, Juan José López, gerente de Iberqués Extremadura, una quesería inscrita en la DOP Torta del Casar, fue cauto respecto a la incidencia que pueda tener en la percepción que los ciudadanos tengan de sus productos.

Por el contrario, los invitados a la sesión coincidieron al considerar que la generalidad de los consumidores no tiene en cuenta la sostenibilidad a la hora de adquirir un alimento. «No lo están pidiendo, pero es necesaria», puso voz Celia Santos, directora general de la Cooperativa Tomates del Guadiana, a un sentir general. «Tenemos la responsabilidad de ser sostenibles y de formar al consumidor, que es todista y egoísta», ahondó Naranjo.

Comercio electrónico

Opiniones más diferentes hubo en relación al comercio electrónico. Sí coincidieron al apuntar que se trata de un canal cada vez más utilizado por los clientes y que es necesario tener presencia en la web. Sin embargo, plantearon dudas en relación a la rentabilidad que supone para las empresas productoras. «Nosotros no queremos hacer competencia desde la bodega a nuestros distribuidores», expuso su visión sobre este tema Juan Tirado, propietario de Bodegas Habla.

Una idea similar aportó el gerente de la quesería Iberqués. «No veo que la venta 'online' vaya a ser la base de nuestro negocio; puede que lo sea para las tiendas, por lo que no sé si tiene sentido que una empresa de nuestras características afronte la inversión que supone vender a través del comercio electrónico», dijo. Algo en lo que se mostró de acuerdo la directora general de Tomates del Guadiana.

El gerente de Señorío de Montanera ofreció una visión diferente. «La ventaja de vender por internet es que el cliente es tuyo y no del distribuidor», declaró Espárrago, cuya empresa ha pasado de vender un 1% a través de la web en 2019 al 4% en 2020.

Al igual que la apuesta por el comercio 'online' tiene mucho que ver con los sectores de actividad, las empresas se han visto afectadas de diferente manera por la pandemia. No es lo mismo la producción de ibéricos o vinos que la de fruta o conservas de tomate. Los primeros tienen en la hostelería y la restauración sus principales clientes, por lo que han visto una caída importante de su facturación. «Nosotros hemos compensado gracias al gran crecimiento de la venta en supermercados», reconoció Tirado.

Por su parte, la fruta y las conservas han tenido un buen año económico, aunque les ha costado sacar adelante las campañas de recolección en plena pandemia. «El sector agroalimentario ha reaccionado a la situación con responsabilidad, ha seguido abasteciendo a la sociedad y no ha mirado su beneficio económico en primer lugar», resumió el moderador la actuación de la gran mayoría de los empresarios relacionados con la cadena agroalimentaria.

En este contexto, las empresas sí han echado en falta más apoyo de la Administración Pública. Es una petición recurrente, pero insistieron en la necesidad de reducir la burocracia y los plazos de los trámites. «Que sean más comprensivos con el sector», reflejó Bocherini en sus conclusiones.

«No veo que la venta 'online' vaya a ser nuestra base de negocio; a lo mejor sí de la distribución»

«No veo que la venta 'online' vaya a ser nuestra base de negocio; a lo mejor sí de la distribución» JUAN J. MONTES | IBERMARQUÉS EXTREMADURA

«El aumento de ventas en supermercados compensa la pérdida en hostelería»

«El aumento de ventas en supermercados compensa la pérdida en hostelería» JUAN TIRADO, BODEGAS HABLA

«No tenemos tren ni avión de carga; la logística nos sale más cara que a otros»

«No tenemos tren ni avión de carga; la logística nos sale más cara que a otros» ATANASIO NARANJO, TANY NATURE

«Los consumidores no piden que produzcamos de manera sostenible, pero es necesario que lo hagamos»

«Los consumidores no piden que produzcamos de manera sostenible, pero es necesario que lo hagamos» CELIA SANTOS, TOMATES DEL GUADIANA

«El mercado demanda unos productos más saludables y ecológicos y compensa hacerlo»

«El mercado demanda unos productos más saludables y ecológicos y compensa hacerlo» FRANCISCO ESPÁRRAGO, SEÑORÍO DE MONTANERA

La mejora de las comunicaciones también surgió en la conversación. La logística se encarece desde la región al carecer de trenes o de aviones de carga para llevar los productos a otros destinos. Esto lastra la competitividad de las empresas extremeñas en un mundo globalizado.

Futuro inmediato

Igualmente coincidieron los empresarios que intervinieron en la mesa redonda en afirmar que se mueven en la incertidumbre. La crisis sanitaria no ha terminado y, aunque confían en la vacunación, no ven claro el futuro más inmediato.

Pese a ello, creen que los ciudadanos retomarán gran parte de sus costumbres previas a la pandemia. Volverán a consumir en los bares, a comer en los restaurantes y a ir a los comercios.

Aun así, en las explotaciones agrarias los plazos suelen ser muy largos. Los árboles que se planten este año tardarán mucho tiempo en dar producción y los jamones de los cerdos que se compren ahora se venderán dentro de cinco años.

El escenario actual, desconocido para todos, complica las decisiones. Hay quien lo tiene claro. «Con el dinero tan barato y los bancos dispuestos a prestar dinero, que gracias a esa política hemos podido seguir adelante, creo que es el momento de invertir», según el gerente de Señorío de Montanera. Pero también hay quien tiene más dudas al respecto.

De lo que no dudaron fue de la fortaleza del campo extremeño. «Es un sector acostumbrado a la crisis», concluyó Naranjo.

«Las empresas de la cadena alimentaria han superado la situación con nota»

Felicitó a las empresas y a los empresarios, a los que reconoció haber actuado con responsabilidad durante los momentos más duros de la crisis sanitaria. «Hay que decirlo y la gente debe saberlo», dijo a los participantes de la mesa redonda José Antonio Bocherini, moderador de la misma y profesor del Instituto Internacional San Telmo.

–Los empresarios han reconocido que este año han tenido que tomar decisiones en muy poco tiempo. ¿Puede ser un problema de cara al futuro?

–Creo que no y más teniendo en cuenta que esas decisiones siempre se pueden corregir. Los empresarios han tenido un entrenamiento importante de gestión de la incertidumbre y de capacidad de reacción; en la cadena alimentaria han superado la situación con nota. En general han ido avanzando según iban detectando problemas, porque era difícil tomar una decisión correcta en abril del año pasado al no saber qué iba a pasar.

–También se habló en la mesa de los problemas logísticos que han tenido para llegar a ciertos destinos.

–Cuando se produce un desajuste entre oferta y demanda se producen desajustes en toda la cadena. Al haberse priorizado el producto básico, el resto de productos han tenido dificultades en transportes. Creo que es algo que está mayoritariamente resuelto. Pero en todas las crisis y movimientos de cambio se producen dificultades y las empresas más pequeñas las habrán sentido más.

«Hemos dado un 36% más de créditos al sector productivo este año»

El sector se comportó de manera diferente. Mientras muchas empresas sufrieron una paralización de su facturación de un día para otro, las agroalimentarias tuvieron que seguir trabajando pese a la pandemia. «El ganado había que cuidarlo y alimentarlo y tenían que seguir cultivando; gracias a ello la sociedad ha podido disfrutar de supermercados llenos y un abastecimiento normal», destacó Pedro Herrera, gerente de Negocio Agroalimentario de la Territorial Extremadura y Sur de Ibercaja, en la mesa redonda que patrocinó esta entidad bancaria.

–En un año tan complicado, ¿las necesidades financieras de las empresas han sido las mismas?

–Muy similares. Es cierto que aquellos sectores cuyo consumo de sus productos está más vinculado con los canales de restauración y hostelería se han visto, en principio, mucho más afectados. En general, las empresas han necesitado más financiación para el circulante, pero también para las inversiones porque han tenido que seguir adelante con ellas. En Ibercaja Agro nuestro objetivo es ofrecer soluciones financieras, que es lo que realmente necesitan las empresas, pero ajustadas a sus necesidades concretas.

–Además de financiación, ¿qué demandan las empresas?

–Asesoramiento y acompañamiento. Los retos a los que se enfrenta el sector agroalimentario son la digitalización, la innovación y la sostenibilidad. En este sentido ofrecemos un servicio especial que trata de tutelar a las empresas en este proceso.

–¿Ha crecido la financiación demandada por este sector?

–Sí. Ha habido un crecimiento, pero es muy difícil hablar de valores absolutos. En la dirección territorial de Extremadura y Sur, la que llevamos desde Badajoz, la formalización de préstamos y créditos relacionados con actividades productivas ha crecido un 36% respecto al año pasado. Además, en torno al 50% de la financiación de actividad productiva es exclusivamente para el sector agroalimentario.

–¿Ha influido el ICO?

–Sí. En las líneas de inversión de ICO Covid hemos formalizado más de 22 millones de euros para el sector agroalimentario y seguimos con ese grifo abierto y encantados de recibir cualquier propuesta de necesidad de financiación.

Football news:

Salomon Rondon: Gracias por todo, VEB arena. Se informó que es poco probable que el CSKA canjee al delantero
Messi no anotó ante los clubes madrileños en el Campeonato por primera vez en 15 años
Tuchel sobre la final de la liga de Campeones: Chelsea es consciente de que puede vencer a Man City
Klopp sobre el Top 4: no es imposible, pero es difícil. Liverpool intentará
Thiago Alcántara: Liverpool lucha por un pequeño milagro. Marcar y ayudar al equipo siempre es agradable
El Manchester United perdió un acuerdo de 200 millones de libras. El patrocinador está preocupado por el conflicto de los fanáticos con los Glasers
Troyes ascendió a la Ligue 1, ganando la segunda división. El Club pertenece al Holding Man City