Spain

El Real Valladolid considera que la Superliga Europea deja indefensos a los aficionados ante «el capricho de doce ricachones»

El Real Valladolid habla alto y claro en contra de la anunciada Superliga Europea. «Todo el mundo tiene derecho a proponer cambios en las competiciones, pero esta iniciativa es un poco egocéntrica. No persigue los intereses de muchos clubes europeos ni de la mayoría de los aficionados al fútbol. No se ha pensado en absoluto en la gente sino en los intereses meramente económicos de unos cuantos clubes», declara David Espinar, director del Gabinete de la Presidencia del club blanquivioleta

Espinar subraya que el impacto económico de una competición semicerrada de estas características, donde los fundadores tendrían siempre una plaza garantizada, afectaría negativamente a un gran número de clubes del continente, pero pone el acento en el «impacto social» que supondría. «Es lo que más nos preocupa. Se demuestra la gran indefensión que tienen los aficionados ante el capricho de doce ricachones del fútbol europeo».

«La pandemia afecta a clubes de mil millones de presupuesto y a los que cuentan con 6.000 euros. Afecta a todos, pero solo unos cuantos han querido romper con el sistema. Ellos entienden que es una justificación razonable, pero no le sirve al mundo del fútbol. Es lícito que quieran conseguir más ingresos, pero el sistema rupturista, elitista e insolidario que proponen es muy reducido. Contraviene un principio elemental del fútbol, el de competición abierta. Los aficionados ya han comprobado en todo este tiempo que al fútbol le falta humanidad y siguen viendo lo mismo. Sigue siendo un gremio de una importancia brutal como para no dar ejemplo de comportamiento y no lo estamos dando», añade Espinar.

La guerra de los ricos sacude el mundo del fútbol

El director del Gabiente de la Presidencia y mano derecha del presidente del Real Valladolid, Ronaldo Nazário, dice que los tres clubes españoles que se han adherido al proyecto (Real Madrid, Fútbol Club Barcelona y Atlético de Madrid) «son de todo menos solidarios dentro de LaLiga». «Solo hay que ver el comportamiento que tienen en las juntas, en las asambleas, en las votaciones, en las propuestas... Están en su derecho, no lo voy a discutir. Nosotros no somos el Real Madrid ni el Barcelona, pero sí competimos con ellos. No somos los invitados de estos tres a jugar el campeonato: somos tan protagonistas como ellos. Mucha de la grandeza que tienen estos clubes viene, sin duda, de los rivales a los que se han enfrentado a lo largo de los 90 años de Liga. Su actitud es dolorosa porque hace de menos a muchísimos aficionados de otros equipos».

David Espinar remarca que no se trata de los grandes clubes europeos sino de los «clubes ricos». «No veo por ningún lado la grandeza del Tottehnam comparada con la del Real Madrid. Es muy materialista en el sentido de que se encarga de un momento. No persigue una mejora permanente. No creo que pueda mejorar a nivel de competición», subraya el directivo del Real Valladolid. Además, el director del Gabinete de Presidencia muestra sus dudas sobre el interés que pueda despertar la Superliga en gran parte de los aficionados. «Ya veremos también de dónde sacan el dinero las televisiones... si es que realmente lo van a obtener para afrontar este proyecto. En España, la audiencia del Barcelona-Real Valladolid disputado en lunes no fue muy inferior a la del Real Madrid-Liverpool de cuartos de final de la Liga de Campeones: no llega a 100.000 personas menos las que vieron ese partido. Sin embargo, un millón de personas más vieron el Barcelona-Real Valladolid que el Manchester City-Borussia Dortmund. Cualquier partido de LaLiga, en cualquier horario, supera en un 30% en audiencia la fase de grupos de la Liga de Campeones. No sé de dónde va a sacar una televisión el dinero para competir con esto».

Para David Espinar este modelo semicerrado que quieren instaurar doce clubes de tres países (los ingleses Manchester United, Liverpool, Arsenal, Manchester City, Chelsea y Tottenham; los italianos Juventus, Inter de Milán y Milan; y los españoles Real Madrid, Barcelona y Atlético de Madrid) afecta a la misma esencia del fútbol. «Este deporte está estipulado como una competición abierta, con ascensos y descensos en las competiciones nacionales. Incluso la Liga de Campeones y la Europa League, que podríamos considerar más elitistas, son campeonatos abiertos a las que puede acceder cualquier club de Europa en función de una clasificación».

En el Real Valladolid, los aspiraciones de Ronaldo Nazário pasan por clasificar al equipo blanquivioleta para disputar competición europea en un plazo inferior a cinco años. «Nosotros seguiremos disputando el campeonato español y optando a las plazas que la UEFA reparta. La UEFA ha aprobado este lunes un nuevo sistema para 36 equipos. A esa competición es la que podemos aspirar de una forma libre, como el resto de clubes», apunta Espinar.

Con el fútbol europeo escindido por el anuncio conjunto de doce clubes ricos que pretenden ser aún más ricos y jugar en su burbuja protegida, David Espinar cree que al final se reconducirá la situación. «Pienso que al final van a llegar a un acuerdo todas las partes y que esto quedará como una fanfarronada. Puedo equivocarme. El fútbol, que tantas veces ha fallado a sus aficionados, no lo puede hacer esta vez. Estamos viendo qué desastre es el fútbol sin hinchas en los estadios: imaginemos una competición sin público interesado en un campeonato. No nos damos cuenta, pero el fútbol está muy cerca de morir de éxito y eso sería imperdonable».

Football news:

Allegri se reunió con representantes del Real Madrid. Está listo para dirigir al Club
De Dzerbi anunció la decisión de retirarse de Sassuolo. El entrenador está cerca de la cita con el Shakhtar
Messi tiene 300 partidos con goles en la liga, la mayor cantidad de la historia. Raúl anotó en 186 partidos
18 años de edad, el portero Odoevsky sobre el debut para el Zenit: trabajó Y esperaba que confiaran en un partido
Quizás el último partido de Messi en el Camp Nou: anotó en un estadio vacío, pero perdió las posibilidades de un título
El Wolfsburgo llegó a la liga de Campeones, Leipzig por segunda vez terminó 2º en la Bundesliga
Pioli sobre 0-0 con Cagliari: no Caer en el Top 4 será una decepción, pero esto no se puede llamar un fracaso