Spain

El primer equipo de radioterapia llegará al nuevo hospital en las próximas semanas

El nuevo hospital dispondrá de un equipo de radioterapia en las próximas semanas, tal y como ha avanzado este lunes el consejero de Sanidad, José María Vergeles. Será el primero en la historia del área de salud de Cáceres, que ahora deriva a una clínica privada a los pacientes oncológicos que necesitan este tipo de sesiones. Se trata de un servicio además con muchas críticas ya que la máquina se estropea con asiduidad lo que obliga a los enfermos a tener que detener su tratamiento. El acelerador lineal (como se denominan este tipo de aparatos) estará ubicado en el doble búnker que se ha terminado ya de construir en el nuevo complejo hospitalario.

El equipo es uno de los que han sido donados por la Fundación Amancio Ortega (los otros estarán en Badajoz, Mérida y Plasencia) aunque no comenzará a funcionar, por lo menos, hasta final de año debido al dilatado proceso para su puesta en marcha (suele durar entre ocho y doce meses). Una vez esté instalado en el nuevo hospital será la empresa a la que se ha adquirido la que se encargue de realizar las primeras pruebas técnicas. Después se llevarán a cabo las tareas de calibrado. Y por último el Consejo de Seguridad Nuclear deberá dar el visto bueno definitivo. Si pasa la pruebas este organismo concederá la autorización pertinente para poder ponerlo en funcionamiento.

Problemas en la adquisición

La Junta de Extremadura inició el proceso de adquisición de estos aparatos hace más de un año, pero se ha dilatado en el tiempo debido a los recursos que presentaron las dos únicas empresas que los comercializan. Al final terminó en el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura, que hace unos meses dio la razón a una de ellas, Elekta Medical. Esta será la que instale el primer acelerador lineal del nuevo hospital de Cáceres. Hará lo propio también en Badajoz, Mérida y Plasencia, aunque estos dos últimos no podrán estar operativos hasta el próximo año 2021.

La llegada de este primer equipo de radioterapia coincide con el primer aniversario de apertura del nuevo hospital, que abrió el 30 de enero del año pasado. Lo primero que comenzó a funcionar fueron las consultas externas. Cuatro meses después se pusieron en funcionamiento las plantas de hospitalización y las Urgencias. «El que Cáceres pueda disponer de Oncología Radioterápica pública por primera vez en toda su historia sanitaria será la mejor forma de celebrarlo», ha afirmado José María Vergeles y recoge la agencia Efe.

El acelerador lineal será el segundo aparato que se ha adquirido en el nuevo hospital de Cáceres con la donación de la Fundación Amancio Ortega. El primero ha sido un equipo de radioterapia intraoperatoria, que permite ofrecer este tipo de sesiones en el mismo quirófano, en la operacion en la que extirpa el tumor. Este otro aparato ya lleva casi tres meses en funcionamiento.

Cáceres es la única ciudad extremeña en ofrecer esta técnica y la tercera de España junto a Zaragoza y Salamanca. Por el momento las únicas pacientes que pueden beneficiarse de esta técnica son las operadas de cáncer de mama y su administración evita que tengan que recibir este tratamiento después. Más adelante, tal y como avanzó entonces el Servicio Extremeño de Salud (SES), se estrenará también a los que se les extirpe un tumor dermatológico, de cuello de útero y los neuronales. 

El nuevo complejo hospitalario ha realizado casi 6.000 operaciones en su primer año

El nuevo hospital, que abrió sus puertas hace un año, en concreto el 30 de enero de 2019 (primero fueron las consultas externas y a finales de mayo hospitalización y Urgencias), ha registrado desde entonces un total de 87.585 consultas externas, 30.828 de ellas correspondientes a primera consulta y el resto a sucesivas. Según los datos facilitados por la Consejería de Sanidad y Políticas Sociales y recoge Efe, en este primer año de vida el nuevo complejo ha realizado 5.974 intervenciones quirúrgicas y ha atendido 15.164 urgencias. El titular de este departamento de la Junta de Extremadura, José María Vergeles, agradece y felicita a todos aquellos que han hecho posible el traslado paulatino de los servicios al nuevo hospital, porque ha sido, según ha dicho, un «proceso ejemplar en el que no ha habido ningún problema importante». Felicitó además al área de salud de Cáceres y a la provincia en general por poder disponer de un hospital de «vanguardia», el único que se ha abierto en una época de crisis.