Spain

El presidente que huye del Parlamento

Tenemos un presidente capaz de darnos una homilía a la hora del telediario durante meses, pero no quiere dar explicaciones en el Parlamento a pesar de promover el estado de alarma más extenso en la historia de la democracia. El Parlamento debería ser sagrado, pero Pedro Sánchez hace todo lo posible por reducir sus comparecencias a pesar de que él mismo define la situación como grave. Sánchez está para sermones que rompen las escaletas de los telediarios (¡Todo poder que no abusa de su estatus no es poder, señor presidente!) y para declaraciones institucionales sin preguntas. Incluso está para su deporte favorito: la confrontación con Vox, que le permite tirar del manual contra el fascismo. Pero acudir al Parlamento cada quince días le duele más que una banderilla mal clavada a un toro manso. Ayer ni siquiera habló. Tenemos un Gobierno hiperpoblado, nada menos que con cuatro vicepresidentes, pero el jefe del Ejecutivo manda al ministro de Sanidad a defender el estado de alarma, como si se tratara de una medida estrictamente sanitaria. No pudo hacerlo él mismo, dada la excepcionalidad de la medida. Ni siquiera encomendó la tarea a la frívola Carmen Calvo. Sánchez, además, se fue de la Cámara Baja cuando todavía quedaban horas de debate. Se marchó con el mayor desparpajo. Sin mancharse el terno desestructurado, que para eso estaba el peón de Illa, que ya no tiene tan buen cartel como antes tras meter el pinrel con su asistencia a la cuchipanda de Pedro Jota. La prensa capitalina lo mismo te encumbra que te hunde en fango. El presidente se levantó del escaño azul y huyó con la sesión en marcha en contraste con la actitud de otros jefes del Ejecutivo, como el francés o la alemana, que han dado la cara con medidas mucho más duras. El plan de Sánchez es salir lo menos tocado posible de la mayor crisis vivida tras la Guerra Civil, porque su objetivo no es otro que retener el poder por el poder. No hay ideología, sino una disposición casi temeraria a negociar cuanto haga falta para hacerse perpetuo en la Moncloa. Que se queme el ministro catalán de Sanidad y que se quemen los ejecutivos autonómicos, en los que se delega el estado de alarma en una acción que Felipe González califica de "puñetera locura". Tenemos 17 formas de combatir un virus que no conoce fronteras, territorios, ni nacionalidades. Del mando único inicial pasamos al verano sin restricciones. Y ahora al caos. Pero el señor quiere dar las menos explicaciones posibles en el Congreso. Eso es talante democrático, que diría su admirado Zapatero. Mejor no imaginarse a este tipo con mayoría absoluta.

Football news:

Lucescu después de 0-3 con la Juve: Dinamo aprende, gana experiencia y debe ir a eurovesna
No puedes estar medio embarazada y medio en los playoffs. Tuchel sobre las posibilidades del PSG en la liga de Campeones
Barcelona primero en la historia de la liga de Campeones de penaltis en 5 rondas consecutivas
Casi embarazada, no significa embarazada. Esta es la metáfora de Tuchel sobre las posibilidades del PSG en los playoffs de la liga de Campeones: explicamos la alineación con el Manchester United y la RB
Conocemos más de la mitad de los participantes en los playoffs de la liga de Campeones. ¿Quién ya está allí y quién pospuso hasta la Última ronda?
Maguire 1-3 con el PSG: el Rival anotó ilógico: rebote y pinball alrededor del área
Ronaldo Koeman: Barcelona quiere sumar 18 puntos en la Champions League. Tuvimos un gran primer tiempo con Ferencvaros