Y es que, en nota de prensa, el PP ha denunciado que en los últimos tres plenos celebrados en el presente ejercicio, el equipo de Gobierno ha aprobado por esta vía facturas y subvenciones por importe superior a 2,5 millones de euros, lo cual supone “un claro ejercicio de caos en la gestión económica de la Institución”.

Esteban ha recalcado que este procedimiento al que está recurriendo Vega y su equipo de manera habitual, según la normativa vigente, “está estipulado para casos excepcionales”, por lo tanto, no es el sistema normal para reconocer las obligaciones de pago de facturas a empresas y proveedores de la Diputación por los servicios prestados, además de para otros conceptos como el abono de las subvenciones a asociaciones, ha alertado.

“Esta caótica forma de gestionar las obligaciones económicas de la Institución, está provocando retrasos en los pagos que, lejos de favorecer a municipios, proveedores y asociaciones, los cuales debían haber cobrado a tiempo cantidades correspondientes a 2019, están soportando un grave perjuicio, teniendo que esperar a percibir estas cuantías hasta mediados de 2020”, ha aseverado el portavoz ‘popular’.

Además, ha recordado que los procedimientos de reconocimiento extrajudicial vienen siendo muy controlados por órganos externos que fiscalizan la actuación de las Administraciones Locales y un uso abusivo de esta herramienta puede “volverse en contra de los gestores de la Diputación que utilizan repetidamente esta vía”.