Spain

El PP acusa de «servilismo» a Cs por el «pacto de intereses» con el PSOE en Burgos

No por esperado deja de ser menos frustrante. Al menos para el Partido Popular, que se ve ya definitivamente como única fuerza política de la oposición en el Ayuntamiento de Burgos, y teniendo que hacer frente, a partir de ahora, a un gobierno de coalición entre PSOE y Cs. «Ahora seremos oposición de los dos y la única alternativa de gobierno de la ciudad», ha afirmado Carolina Blasco tras confirmarse un pacto entre ambas formaciones para la entrada de Cs en el equipo municipal del alcalde Daniel de Rosa.

La portavoz de los 'populares' en el Ayuntamiento lamenta que la búsqueda de este acuerdo, que considera un «pacto de intereses», haya sido lo que haya estado paralizando la actividad municipal en la ciudad durante los últimos meses. «El servilismo de Cs nos ha defraudado», ha insistido Blasco, pues se han dedicado a «levantar la mano», apoyar al PSOE y «mirar para otro lado para asegura las sillas en este frívolo pacto de Burgos Río», ha apuntillado en referencia a uno de los proyectos propuestos por la formación liderada por Vicente Marañón que más críticas ha recibido.

Para Blasco, en este acuerdo se han antepuesto los intereses partidistas a los verdaderos problemas de Burgos y, «hasta en plena pandemia, solo se han preocupado por el marketing y las fotos». El objetivo último de Ciudadanos ha sido siempre «gobierno, no responsabilidad», comenta la 'popular', en clara alusión a la situación vivida en junio del pasado año, cuando se estuvo negociando un acuerdo PP, Cs y Vox para la Alcadía de Burgos, que finalmente se llevaron los socialistas, como fuerza mayoritaria, al descolgarse Vox en el último momento.

Para el Partido Popular, «no todo vale y menos en estos momentos». Por ese motivo, Carolina Blasco espera que este acuerdo dé estabilidad al gobierno de Daniel de la Rosa, el fin último del pacto político, y que eso «saque al equipo del PSOE de la inacción que ha caracterizado su gobierno hasta hoy». Es más, Blasco insiste en que «Burgos no podría aguantar dos pandemias, la de la covid-19 y la de un pacto de intereses que frene de forma definitiva el impulso que la ciudad tuvo en años complicados con el gobierno del Partido Popular».

Acuerdo atípico

PSOE y Cs cerraron en la tarde del sábado un acuerdo de gobierno, que supondrá sumar los cinco concejales de la formación naranja a los once socialistas que actualmente forman el equipo de Gobierno. El pacto llega un año y tres meses después de la investidura de Daniel de la Rosa como alcalde de la ciudad, tras frustrarse el acuerdo entre PP y Cs, por el que ambas formaciones se repartieron diferentes responsabilidades en Castilla y León.

A cambio de mantener la Presidencia de la Junta, Ciudadanos se quedaría con la Alcaldía de Palencia y Burgos y la Presidencia de las Diputaciones de Zamora y Burgos. El acuerdo salió tal como estaba previsto salvo por la plaza burgalesa, donde en el Ayuntamiento acabó Daniel de la Rosa convertido en alcalde y en la Diputación se mantuvo la Presidencia para el PP.

Desde el verano de 2019, y tras unos primeros meses convulsos, PSOE y Cs han ido acercando posiciones, hasta conseguir cerrar un acuerdo de presupustos para 2020 este mismo año. Y, ahora, este acuerdo de gobierno que rompe con los esquemas de pactos en Castilla y León (incluso en Burgos, donde recientemente, Cs y PP se unían para quitar la Alcaldía de Lerma al socialista Miguel Ángel Rojo), y ante el cual, la dirección de Ciudadanos en Castilla y León ha evitado pronunciarse, por el momento.

En virtud del acuerdo, el actual portavoz de Cs, Vicente Marañón, será vicelalcalde y compartirá portavocía con la socialista Nuria Barrio. Y en la Junta de Gobierno estarán seis ediles del PSOE y tres de Cs. El pacto incluye una reestructuración del Ayuntamiento, que quedará dividido en cinco áreas (con reparto de concejalías entre ambas formaciones), y compromisos para desarrollar proyectos de inversiones prioritarios de cara a los próximos años.

Football news:

La UEFA reducirá los pagos a los clubes en la liga de Campeones y la Europa League en 5 años debido a las pérdidas de la pandemia
El hijo de cherchesov se sometió a una operación exitosa después de una fractura de mandíbula. El período de recuperación es de 4 semanas
Alberto dzaccheroni: Ibrahimovic tuvo más influencia en el fútbol italiano que Cristiano Ronaldo
Lucien Favre: Borussia no puede confiar demasiado en Holand. Jugó todos los partidos con la selección nacional
Simone Inzaghi: Borussia Dortmund es uno de los ocho mejores equipos de Europa. Lazio necesita jugar agresivamente
Ramos se perdió el entrenamiento del Real Madrid y probablemente no jugará con el minero
César aspilicueta: Sevilla derrotó al Manchester United en la Europa League, pero el Chelsea en casa debe estar listo para la batalla