Spain

El perro incívico

El Ayuntamiento de San Juan de Aznalfarache ha multado con 10.000 euros al dueño de una perra American Stanford por contaminación acústica: le acusa de perturbar el descanso de los vecino con los ladridos del animal, incumpliendo la ordenanza municipal que prohíbe tenerlos en terrazas y balcones entre las 23 horas y las 7 del día siguiente.

El denunciante ha aportado informes médicos sobre el insomnio y crisis de ansiedad que padece. Asegura que el conflicto viene de antiguo, cuando hace cinco años el dueño tenía varios perros en la azotea que se peleaban entre sí, aunque ahora solo queda una, de nombre Triana. Cuando intentó dialogar, el joven no le abrió la puerta, le insultó desde el balcón y a partir de entonces “se ha agravado la situación hasta límites insoportables”.

La elevada cuantía de la multa deriva de que el Ayuntamiento aplica la agravante de reincidencia, ya que en 2018 el dueño de la perra fue multado con 1.000 euros por el mismo motivo y en estos casos es obligado imponer la sanción máxima prevista en la ordenanza municipal.

Sin embargo, la  abogada del joven, Dolores García, asegura que “no existe reincidencia alguna, pues desde la primera sanción el dueño ha tomado medidas para evitar que su perra ladre y moleste a los vecinos”.

Afirma en su recurso que no se puede sancionar a su cliente dos veces por lo mismo y que el vecino “no ha concretado nuevos hechos denunciables” sino que su única queja es por la falta de  atención por parte del Ayuntamiento.

En su defensa, ha aportado vídeos en los que se ve a Triana paseando por la calle sin alterarse ni responder a los ladridos de otros perros y otros en los que la perra duerme tranquila en el interior de la vivienda mientras se escucha ladrar a otros animales “que posiblemente sean los que molestan al vecindario”.

Por ello, la abogada entiende que se trata de “un problema de convivencia” de alguien que “no tolera la presencia de animales” y que ya en el pasado -afirma- interpuso denuncias contra el dueño de un dálmata. “Es muy sorprendente que el único que se haya quejado haya sido él”, mantiene en su escrito de alegaciones.

El joven se queja además de que el denunciante “se pasa todo el día observándolo”, asomado a la ventana y “controlando sus entradas y salidas al patio”. También en este caso, dice que ha tenido que acudir al médico por ansiedad.

En el expediente municipal han declarado varios vecinos que no han contribuido a aclarar la situación. Así, una mujer afirmó que “nunca ha visto al perro en la azotea de noche” y que “no le consta que sus hijos se hayan quejado por los ladridos, y eso que duermen pared con pared”.

Pero el denunciante declaró que hace tres años él y su esposa fueron a casa de esa mujer para pedirle que sus hijos no molestaran a la perra, ya que “varias veces al día mojaban al animal con una manguera, haciendo que la perra, sedienta, tratara de beber agua y se enfureciera cada vez más”. “Les reprendí en numerosas ocasiones sin obtener resultado alguno”, afirmó el denunciante.

Football news:

Hans-Dieter Flick: Espero que Alaba firme con el Bayern. Nuestro Club es uno de los mejores del mundo
Diego Maradona: Messi le dio todo al Barça, lo llevó a la cima. No fue tratado como se merecía
Federico Chiesa: Espero dejar su huella en la Juve. Obtendremos excelentes resultados
Entrenador del Benfica: No quiero que nos veamos como el Barcelona actual, no tiene nada
Guardiola sobre el regreso al Barça: Estoy feliz en Man City. Espero quedarme aquí
Fabinho no jugará con el West Ham debido a una lesión
Ronaldo Koeman: Maradona fue el mejor de su tiempo. Ahora, el mejor Messi