Así, esta actividad supondrá una mañana de participación en la que celebración y didáctica se dan la mano para aprender jugando y para dar al espacio del museo una dimensión cercana y viva, haciendo de la actividad intergeneracional un momento de interacción entre pequeños y adultos y un descubrimiento emocionante del Museo a través de miradas múltiples y diversas, según ha informado este espacio museístico en nota de prensa.

Durante la mañana se harán búsquedas por las salas del museo y por sus jardines, se hablará de cosechas y migración de aves, habrá pruebas divertidas, juegos en familia y un sinfín de experiencias a través de los sentidos, para crear nexos de unión entre los miembros de la familia, en un espacio vivo y lleno de sorpresas.

El taller acabará con una pequeña fiesta de bienvenida al otoño disfrutando de los frutos de esta estación.