Spain

El Museo de Escultura abre un «libro tridimensional» para reivindicar a la historiadora de arte María Luisa Caturla

Los museos de Castilla y León comienzan a despertar de su ya largo letargo expositivo como consecuencia de la pandemia y lo hacen con proyectos novedosos con los que quieren romper la «atonía» del último año. Es el caso del nuevo proyecto expositivo que el Museo Nacional de Escultura ha planteado para el espacio que llaman «Rincón Rojo», utilizado para proyectomás experimentales. En este pequeño espacio, el museo abre «un libro tridimensional» con el fin de reivindicar un «verdadero hito en la historiografía» y «una figura totalmente olvidada» como fue la historiadora de arte María Luisa Caturla, ha detallado la directora del centro, María Bolaños.

La muestra se centra en su ensayo «Arte para épocas inciertas», publicado en 1944, mucho antes de que la historiadora se convirtiera en una especialista en el pintor Francisco de Zurbarán para «ajustarse más» a «aquellos patrones de los años 50» en pleno Franquismo. Fue en la Revista de Occidente y por empeño de Ortega y Gasset, uno de los amigos de esta intelectual que perteneció «a ese grupo de modernas de Madrid» de los año 20 y 30 «emancipadas, muy curiosas y desprovistas de prejuicios frente a lo nuevo», en el que Caturla destacó por su preparación artística y cosmopolitismo.

Además, ha indicado Bolaños, el origen alemán de la historiadora hizo que mantuviese «contactos» con la cumbre de la intelectualidad europea. Los arquitectos Walter Gropius y Le Corbusiere fueron algunas de sus amistades, además del científico Albert Einstein, cuya relación propició un viaje de éste a Madrid.

Para María Bolaños, «Arte en épocas inciertas» sigue siendo una publicación «excepcional» a día de hoy, y muy conectada con la actualidad, ya que «lo que hace es estudiar momentos históricos antiguos y modernos que están sumidos en crisis, aquellos que son puramente interrogantes porque no se sabe cuál es el tiempo que va a venir». A Maria Luisa Caturla «no le interesaban las obras maestras ni los grandes nombres», ha recordado la directora del centro museístico, sino que estudiaba «cómo las artes expresaban esa desazón e inquietud». Un estudio que pese a la actualidad tendría difícil cabida en el ámbito académico actual y que sólo se pudo escribir en «aquel sentido utópico de la cultura de los años 20 y 30», en el que divulgación y rigor no eran «antitéticos».

María Bolaños, junto a una de las obras
María Bolaños, junto a una de las obras - HERAS

Con el «foco simbólico» puesto en este ensayo, el Museo Nacional de Escultura propone una «exposición de gabinete», articulada en los mismos capítulos que el libro y para la que ha contado con cesiones de la Fundación Suñol, el Museo Nacional de Arte de Cataluña, el Museo Nacional de Bellas Artes de Asturias y el Museo de Artes Decorativas de Madrid. Así, una escultura de Jean Arp o los «amontonamientos» y transparencias de la pintura de Blanchard le sirve para indagar en cómo Caturla explicó toda la historia de arte de esa perspectiva del «equívoco» y la «incertidumbre». A partir de ese comienzo la muestra, al igual que lo hizo la figura homenajeada. vuelve la mirada a la historia del arte en «zig-zag» poniendo en relación, por ejemplo, la época modernista recogida en las ilustraciones de Joan Gonzalez Pellicer con el atrevido manierismo del siglo XVI.

Proyecto digital

Esta pequeña muestra supone además otro hito para el museo estatal, ya que supone su primera incursión en el mundo digital con una muestra al completo. Junto a las obras de la exposición en el micrositio artedeepocasinciertas.com se pueden ver documentos de la propia Maria Luisa Caturla, correspondia que mantuvo con intelectuales de la época y también fotografías de su biblioteca de arte privada, la mejor de la época en Madrid, que han sido cedidas por su nieto Jaime del Val, presente en la inauguración. Completar este proyecto fue en lo que más ha tenido dificultad el museo, ha confesado María Bolaños, ya que la trayectoria de esta historiadora del arte tiene «muchas lagunas«, pues se encargó ella misma de destruir muchos documentos por la época en la que le tocó vivir.

La última pata de la iniciativa la constituye la recuperación del mencionado ensayo que Caturla escribió hace más de 80 años y en el que, ha insistido Bolaños, aparecen sus «agudas» reflexiones y que nació en medio de «silencios y la indiferencia» por el contexto de la época, en el que se cargaba con fuerza contra el arte de vanguardia. La reedición, que verá pronto la luz, será el noveno volumen de la Colección de Estudios del Museo.

Ver los comentarios

Football news:

Hertha se puso en cuarentena con todo el equipo. Los partidos con el Maguncia, Friburgo y Schalke se trasladaron
Benzema y el Real Madrid están cerca de renovar su contrato hasta 2023
En 1936, la ciudad debía venir a la URSS. La gira fue aprobada por Stalin, pero el organizador recibió un disparo
Petrzela sobre la descalificación de Kudela: ¡Desastre! El negro es negro y el blanco es blanco. ¿Cómo decirlo de otra manera?
Neymar es reconocido como el mejor jugador de la semana en la liga de Campeones
Algunos grupos de aficionados de los equipos miembros de la asociación de clubes europeos (ECA) escribieron una carta abierta al jefe de la organización, Andrea Agnelli, criticando la próxima reforma de la liga de Campeones
Si pones a un juez, a Hitler y a Napoleón, y me das dos balas, entonces las dos pondrías en el juez. El 15 de abril se celebró en Evpatoria un partido de la liga nacional de fútbol estudiantil entre los equipos de la Universidad económica estatal de Rostov (rinh) y la Universidad estatal De kalmyk de Elista. Rostov ganó 2-1, pero el árbitro Maxim Klim mostró al equipo siete tarjetas amarillas y una roja. Después del partido, el entrenador en jefe de Rink, Viktor zubchenko, estaba furioso