Según han señalado a Europa Press fuentes municipales, al menor la realizaron un escaner y todo salió bien, se despertó y se comunica con normalidad, aunque tendrán que permanecer ingresado para recuperarse del golpe.

“Parece que solo ha sido un buen susto”, han subrayado las mismas fuentes.

El suceso tenía lugar a las 13.27 horas de este sábado en un skatepark situado en la calle Músicos, esquina con calle Del Val, en Marchamalo. Hasta el lugar se desplazaban efectivos de la Guardia Civil y una UVI, encargada del traslado del menor al centro hospitalario.