Spain

El Madrid cambia de contexto

La jornada de este domingo va a ser muy diferente para el Real Madrid. En el partido de San Mamés van a concurrir varias circunstancias inéditas para el equipo de Zidane. Los blancos estrenan horario, jugarán antes que el Barcelona y se enfrentarán al Athletic con el mínimo descanso entre partidos: apenas 62 horas desde que acabó su encuentro frente al Leganés el pasado jueves.

El Madrid saltará al césped de La Catedral sin conocer el resultado del Barcelona. Un hecho que no se ha dado en las seis jornadas anteriores de la reanudación de LaLiga Santander. Y que tampoco volverá a suceder en las cuatro restantes salvo que la situación del campeonato permita 'desunificar' los horarios de las dos últimas jornadas. Los madridistas han afrontado sus seis primeros compromisos con la presión de saber el resultado de su rival en la lucha por el título. Primero, para no descolgarse; tras el empate del Barça en el Pizjuán, para retener el liderato; y después de un nuevo tropiezo de los de Setién ante el Atlético, ampliar la ventaja a los cuatro puntos de los que ahora disfrutan los blancos.

Además, Una franja abierta para el partido televisado en abierto, del que está excluido el Madrid, pero del que se ha echado mano en la reanudación liguera para desdoblar horarios y programar partidos en lugares donde el calor aprieta menos. La previsión de temperatura en Bilbao a la hora del partido es de 26 ºC, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). Para que los jugadores se aclimaten al horario, Zidane ha retrasado una hora y media (a las 12:30 en lugar de las 11:00 habituales) las dos sesiones de entrenamiento que ha podido disponer previas al encuentro en San Mamés.

El líder contará también con el hándicap de afrontar la visita al Athletic con su menor período de descanso entre partidos en esta reanudación liguera. Los jugadores blancos han disfrutado de 62 horas para recuperarse del esfuerzo en el compromiso contra el Getafe. Los de Gaizka Garitano han tenido 26 horas y media más desde que acabara su choque contra el Valencia disputado el pasado miércoles. Aunque esto sí que no es nuevo. En las nueve jornadas tras el confinamiento en las que hay períodos de descanso dispares entre equipos, el Madrid va a disputar siete partidos en desventaja respecto a su rival.

Suponiendo que las dos últimas jornadas se disputan en horario unificado (se pueden disgregar partidos si los contendientes no tienen opción matemática de luchar por ningún objetivo), el Madrid será el tercer equipo más perjudicado en los horarios de las 11 jornadas finales de Liga. Los blancos acumularán un déficit de descanso de 100 horas y media respecto a sus rivales jornada a jornada, según un análisis del usuario de Twitter @CarrascoPManu. Y eso que para el siguiente encuentro, el de la jornada 35 contra el Alavés, los madridistas gozarán de su máximo período de descanso: 126 horas. Aún así, el equipo vitoriano contará con 18 horas y media más de descanso que los de Zidane.

Football news:

Bueno, bueno, sobre el 0-1 con el Sevilla: Decepción. Wolverhampton se perdió demasiado a menudo en los últimos minutos
Immobile sobre Newcastle: llamaron a mi agente cuando los Jeques compraron el Club
Liverpool confía en fichar a Thiago. El jugador ya ha acordado un contrato y presiona al Bayern
Nuestro juicio = miedo e impotencia. En lugar de kaloshin y Kashshai – un sistema sin alma al que no le importa
Lothar Matthäus: Messi no será suficiente para pasar por un Bayern como este. No le tengo miedo al Barça
Thomas Tuchel: Mbappé jugará con Atalanta si no pasa nada
Lille adquirió a David, un delantero de 20 años, de Gante. Es el mejor francotirador de la Copa de la CONCACAF