De la Cruz ha comentado que se necesitará maquinaria para ejecutar el movimiento de tierras necesario para la completa extinción de las llamas, por lo que dicha extinción aún “va a tardar”, según ha informado el Consistorio toledano en nota de prensa.

No obstante, ha apuntado la portavoz, ya no existe peligro de propagación de las llamas y el sentido del viento es favorable, si bien se recomienda a las personas que viven en las inmediaciones que mantengan las ventanas cerradas por precaución.

A esta hora, permanece en la zona una dotación de bomberos y el suboficial de Bomberos de Toledo y en cuanto a las causas, éstas todavía están por determinarse, si bien se han registrado varios focos lo que podría indicar que ha sido intencionado.

El incendio se registró este miércoles en torno a las 19.00 horas y quedó controlado hacia las 22.00 horas. Durante la noche una dotación debomberos reducida compuesta por cuatro efectivos ha permanecido refrescando la zona.