El Plan Me Cuida, aprobado en marzo, permite que las personas trabajadoras por cuenta ajena puedan adaptar o reducir su jornada laboral cuando deban cuidar de su cónyuge, pareja de hecho o familiares hasta segundo grado de consanguinidad, por razones de edad, enfermedad o discapacidad, y como consecuencia directa del COVID-19.

Asimismo, el plan contempla esta posibilidad cuando existan decisiones adoptadas por las autoridades gubernativas relacionadas con el COVID-19 que impliquen el cierre de centros educativos o de otros centros de cuidado.

El Gobierno ya prorrogó el pasado mes de septiembre la vigencia del ‘Plan Me Cuida’ hasta el 31 de enero de 2021, y ahora ha vuelto a aprobar otra prórroga, a través del Real Decreto-Ley de medidas de refuerzo y consolidación de medidas sociales en defensa del empleo aprobado este martes por el Consejo de Ministros.