Spain

El experto escogido para evaluar los abusos a menores tutelados en Mallorca explica su renuncia

El catedrático de Psicología Social de la Universidad de Oviedo, Jorge Fernández del Valle, ha renunciado a coordinar la comisión de expertos promovida por el equipo de gobierno tripartito del Consell de Mallorca para evaluar los casos de explotación sexual de menores tutelados detectados recientemente en la isla. Fernández del Valle ha remitido un escrito a ABC, «Razones para una renuncia», en el que explica los motivos por los que finalmente no ha aceptado el cargo propuesto por la institución que preside la socialista Catalina Cladera. A continuación, reproducimos el escrito íntegramente.

«El miércoles pasado fui propuesto coordinador de la comisión de expertos para abordar el problema de las niñas tuteladas en Mallorca y acepté. Hoy se ha hecho efectiva mi renuncia y creo que la sociedad balear merece una explicación.

Para los que no me conocen, les diré que trabajé diez años de profesional de centros de menores y otros 30 como investigador (75 proyectos dirigidos, 135 publicaciones y 285 intervenciones en congresos). Dirijo el único equipo de investigación especializado en centros de menores en España con trayectoria de décadas. He publicado los estándares de calidad de los centros de acogida en España para el Ministerio y he participado como experto en la comisión del Senado sobre nuestra ley de protección infantil.

Frente a estos hechos, el Diario de Mallorca me recibe el sábado como “el experto de Cladera ya cobró del Consell de Armengol” y luego realiza un ejercicio de descalificación personal tan burdo que afortunadamente resulta poco creíble.

Pero lo grave es que el portavoz del PP balear, el señor Llorenç Galmés, afirma a continuación en ABC que “poner al frente de la nueva comisión a un 'amigo' de la presidenta del Gobierno balear, la socialista Francina Armengol, y de la consejera de Asuntos Sociales del Govern, Fina Santiago, de MÉS, a quien 'ya pagaron 60.000 euros por un sistema de menores fracasado', sería 'una indecencia grave'”. Dicho por un representante político es otra cosa, así que aclararé extremos.

Efectivamente, mi universidad facturó en 2008 unos proyectos que sumaban esa cantidad por implantar un sistema de evaluación de menores en acogida como es habitual en estos casos. No tuve el placer de conocer a la citada presidenta Armengol. Conozco de una reunión hace años a la consejera Santiago. En cuanto al fracaso de mi sistema, tendrán que pedirle el estudio en que se basa. Mis datos son que se utiliza en nueve comunidades autónomas (con unos 7.000 menores) y que este año lo renovamos en versión actualizada. Por cierto: se desarrolló con financiación y encargo del PP de Castilla y León en 1998 y he trabajado con ellos en numerosas ocasiones y territorios.

Ya sé que causará estupefacción la grosería de las calumnias y la endeblez de su fundamento. Pero si la oposición balear y cierta prensa está dispuesta a llegar a estos extremos para cargarse la comisión de expertos porque ellos querían una de investigación, no habrá un minuto de paz para hacer nuestro trabajo y de mano está sentenciada. En ese ambiente no puedo comprometerme a ayudar en el grave caso que desencadenó todo esto.

No cuestiono el papel de la clase política. Hasta esta semana siempre he visto consenso para aprobar leyes y poner por delante las necesidades de los menores más vulnerables. Nuestros partidos han sido un ejemplo en este terreno. Ojalá en Baleares lo sea también más pronto que tarde, las menores tuteladas esperan soluciones.

Quedo siempre a disposición de ese territorio para cuando consideren que pueda ser de utilidad.

Nota: Quiero finalizar agradeciendo el trato dispensado por el corresponsal de ABC en Mallorca que desde el primer momento quiso contrastar informaciones conmigo antes de publicarlas. Ejemplo de honestidad profesional».