logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Spain

El espíritu de la fiscal Carmen Tagle

Opinión

El autor honra a la jurista, compañera en la Audiencia Nacional, asesinada por ETA en Madrid hace hoy 30 años

El féretro con los restos mortales de la fiscal Carmen Tagle,...
El féretro con los restos mortales de la fiscal Carmen Tagle, asesinada por ETA, a su salida del Palacio de Justicia en 1989. E. M.

Hoy se cumplen 30 años de la muerte de Carmen Tagle. Treinta años de aquel día en que unos asesinos de ETA la mataron cuando volvía a su casa en la calle Julio Palacios de Madrid. Carmen no llego ni incluso a abrir la puerta del garaje cuando Henri Parot y sus compañeros le dispararon cinco tiros de forma cruel y cobarde en la cabeza a través de la ventanilla de su Renault 12. Carmen sólo tenía como arma de defensa un procedimiento penal. Terminaba de asistir como Fiscal en la Audiencia Nacional a un juicio contra varios miembros de ETA por diferentes delitos de terrorismo.

Nunca quiso llevar escolta policial para así evitar la muerte de algún funcionario de Policía.

Todos lo que en aquel año 1989 trabajamos en la Audiencia Nacional (jueces, fiscales, funcionarios, policías, abogados...) nunca pudimos pensar que la cobardía de ETA pudiera llegar a matar a una mujer sola e indefensa. Mayor cobardía no tiene nombre. ETA termino aquel día con una extraordinaria mujer y una impecable fiscal. Defendió por encima de todo la Ley. No tenía miedo porque estaba defendiendo el Estado de Derecho. Ni incluso aquel día que la llamo una «antigua amiga» para preguntarle donde vivía.

Defendió como Fiscal siempre su actuación bajo los principios de legalidad e imparcialidad.

Pero si ETA acabó aquel 12 de septiembre de 1989 con la vida de Carmen, con lo que no pudo terminar es con el espíritu de la fiscal Tagle. Son muchas las promociones de jueces y fiscales que en su trabajo diario actúan como lo haría Carmen Tagle: no permitiendo bajo ningún concepto el más mínimo motivo para no cumplir la Ley. La Ley, decía Carmen, es igual para todos y todos estamos obligados a su cumplimiento.

Si los asesinos de ETA no hubieran matado a Carmen seguro que hoy Carmen estaría defendiendo una vez más la Constitución de 1978 y la defensa de la unidad de España.

Enhorabuena a todas las víctimas del terrorismo por tener entre ellas a mi compañera y amiga Carmen Tagle. Ahora desde el cielo estará junto con Eduardo Fungairiño y Blanca Rodríguez siguiendo las dificultades que atravesamos en España por respetar la Ley y el ordenamiento jurídico.

Conforme a los criterios deThe Trust Project

Saber más
All rights and copyright belongs to author:
Themes
ICO