Spain

El endurecimiento de las restricciones anticipa un nuevo estado de alarma

El Gobierno prepara un Consejo de Ministros extraordinario, que podría ser este fin de semana, ante las peticiones autonómicas

  Un nuevo estado de alarma se abre paso para poder encajar legalmente las medidas cada vez más expeditivas que se precisan contra la transmisión descontrolada del coronavirus en España. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, lo colocó en el debate en una declaración institucional y el País Vasco, seguido de siete autonomías pidieron  su declaración. De este modo, el Ejecutivo no descarta convocar un Consejo de Ministros extraordinario durante este fin de semana.
Con los "toques de queda" como último bastión antes de la línea roja del confinamiento domiciliario, País Vasco, Cataluña, Asturias, Extremadura, La Rioja, Navarra, Castilla-La Mancha, Cantabria y Melilla se unieron a la demanda, que cuenta con el apoyo de Cs, cuya líder, Inés Arrimadas, ha emplazado al líder del PP, Pablo Casado, a que se sume a una iniciativa que de momento no ha solicitado ninguna región gobernada por su partido.Comunidades, como Andalucía, Castilla y León, C. Valenciana o Murcia, están a la espera de que sus tribunales superiores autoricen o no sendos "toques de queda" nocturnos. También la Comunidad de Madrid ha decidido aplicar una limitación de actividad y reuniones, pero no de movimientos, entre la medianoche y las 6 de la mañana, a la vez que alarga el horario de la restauración.
La situación epidemiológica es grave, lo es desde hace muchas semanas como ya habían vaticinado los expertos a la vista de la crudeza del verano. Ayer hubo 19.851 casos y 231 fallecimientos. La incidencia por 100.000 habitantes en los últimos 14 días es de 361,66 con once autonomías por encima de esa media. Las hospitalizaciones se elevan a 14.539, 2.031 en la UCI.

Petición de Urkullu
Poco después de la intervención de Sánchez, el lehendakari, Iñigo Urkullu, pedía la declaración del estado de alarma para su aplicación en toda España por un período inicial de 15 días, cuyo mando y gestión quedaría en manos de los presidentes autonómicos de manera coordinada.
Urkullu justificó la petición por el aumento de casos, las limitaciones jurídicas con que se está encontrando su Gobierno y la "alta probabilidad" de que sea necesario adoptar en próximas semanas medidas más expeditivas. Su extensión a toda España la argumentó con la movilidad interregional y la transmisión comunitaria y a la que se sumaron otros presidentes.
El Gobierno ya trabaja en el decreto para que el Consejo de Ministros declare el estado de alarma, si fuera preciso, durante este mismo de fin de semana.
El "toque de queda", vigente ya en Francia, Italia o Bélgica, ha sido en buena medida el desencadenante del debate sobre el estado de alarma, después de que la Comunidad de Madrid lo pusiera fugazmente sobre la mesa y el ministro de Sanidad, Salvador Illa, recogiera la propuesta y pidiera "apoyos claros" para poder aplicarlo. Precisamente Madrid volvió a desmarcarse del resto de comunidades al presentar ayer su plan para afrontar la epidemia cuando venza este sábado el estado de alarma decretado hace 15 días por el Gobierno.
Sin embargo, el consejero  madrileño de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, vería "interesante" la aplicación de un estado de alarma nacional, algo que tendría "más sentido" que individualizado.

Restringir la movilidad
Ni los "toques de queda" ni los confinamientos perimetrales son para epidemiólogos y expertos en salud pública medidas que por sí solas puedan doblegar una curva tan pronunciada como la que describe la epidemia actualmente en España, y consideran que hacen falta mayores y más duras restricciones sobre la movilidad y el contacto social. De hecho, hay cada vez más expertos que consideran este tipo de actuaciones frente a la transmisión descontrolada son meros parches y que se muestran partidarios de medidas "radicales" como un confinamiento domiciliario entre siete y diez días.

Sánchez reclama disciplina social para evitar otro confinamiento

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, avisó ayer de que la situación de España respecto al coronavirus es "grave" y que por ello es imprescindible responder con unidad entre las administraciones públicas y partidos políticos y aumentar la disciplina social, para frenar la propagación del virus y "evitar a toda cosa" tener que recurrir a un confinamiento domiciliario como en marzo.
Así lo aseguró en la declaración institucional quedirigió a la población desde el Palacio de la Moncloa, en la que realizó  ningún anuncio concreto, pero sí trasladó que el Gobierno está preparado "para adoptar todas y cada una de las medidas que sean necesarias".
"Mi responsabilidad como presidente es ser fiel a la realidad y exponerla sin adornos y con toda su crudeza. La situación es grave y entre todos debemos actuar con determinación, máxima disciplina social y necesaria e imprescindible unidad", afirmó en su comparecencia.
Con su intervención, el presidente ha querido dejar claro que, al menos por ahora, el Gobierno mantiene su estrategia de coordinar con las comunidades autónomas las medidas que se deben adoptar, y que sigan siendo los gobiernos autonómicos los encargados de decidir cuáles aplican y en qué grado, incluida la solicitud del estado de alarma.
Afirmó que hay tomar las medidas necesarias tanto a nivel individual como colectivo para evitar un confinamiento domiciliario como el decretado en el mes de marzo. Eso sí, afirmó que, por ahora, la situación "no es comparable al 14 de marzo".

Football news:

Philippe Coutinho: siempre agradecido por la oportunidad de jugar para el Liverpool en la Premier League. Ahora centrado en el Barça
Mijatovic sobre la pérdida del Real Madrid: Zidane debe corregirse. El equipo no conocía las fortalezas del Alavés
Frank Lampard: Respeto A Mourinho. No habrá resultados como él si no eres un entrenador talentoso
Coutinho sobre el Bayern: Ganar la liga de Campeones siempre ha sido mi gran objetivo. Ahora quiero llevarla con el Barça
El Real Madrid considera que la presión sobre los árbitros ha influido en el trabajo de los árbitros en el partido ante el Alavés. El Real Madrid cree que el trabajo de los árbitros en el partido de ayer estuvo influenciado por la presión que se ha generado en torno a los árbitros en los últimos tiempos
Lineker about VAR: me equivoqué al ser su partidario. El deporte no ha cambiado para mejor
Mourinho antes del partido contra el Chelsea: Tottenham no le teme a nadie