logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Spain

El cirujano que operó al rey procede de Guía

Alberto no quería ser médico. Así lo ha asegurado su madre al otro lado del teléfono desde Salamanca, donde ha nacido y vivido prácticamente toda su vida. Tal afirmación, sin embargo, la achaca al comportamiento «rebelde» de los adolescentes que sólo pretenden llevar la contraria a los adultos, puesto que esta tarde, el mediano de tres hermanos se pondrá al frente del servicio de cirugía cardiaca del Hospital Quirón de Pozuelo para intervenir en una operación no urgente al rey Juan Carlos I. «Parte de mi familia se ha decantado por la rama de la Salud y, al final, quiso entrar en la universidad y le encantó», explica orgullosa de ver hasta dónde ha llegado, aunque admite que «lo más importante es que sea una buena persona».

Formado en la Universidad de Salamanca, donde obtuvo numerosas matrículas de honor y se doctoró cum laude, ha estado al frente de más de 4.500 operaciones y ha sostenido entre sus manos más de 90 corazones. Ha sido jefe de cirugía de los hospitales Ruber y Doce de Octubre en 2001, y desde hace cuatro años es el responsable en el centro de Quirón de Madrid como en el Hospital Puerta de Hierro. En ambas jefaturas, Forteza se ha caracterizado por liderar equipos multidisciplinares y encabezar tratamientos innovadores. Con más de veinte años de experiencia, el cirujano está considerado como uno de los cinco mejores expertos en trasplantes de corazón de toda España, según una clasificación publicada en la revista Forbes. Su otra pasión es la música y, de hecho, posee la carrera elemental en piano y está a punto de terminar su formación superior en el conservatorio salmantino.

La huella de los Forteza en Guía

A pesar de que su familia ha echado raíces en territorio peninsular, los orígenes de los Forteza proceden de Guía. Su historia se remonta a la llegada a la isla del bisabuelo, Pedro Forteza Saliá, natural de Pollensa (Mallorca). Un guardia civil destinado en el municipio a principios del siglo XX que terminó casándose con una moyense, Basilia León Rivero, y abriendo en 1914 una fonda en la calle Médico Estévez: la denominada ‘Casa de Huéspedes Forteza’.

Las antiguas fondas, establecimientos públicos de categoría inferior a un hotel, tuvieron gran fama en Guía mucho antes de que el turismo irrumpiera masivamente en Canarias, y dejaron una importante huella en el municipio. El edificio de los Forteza aún es recordado por muchos guienses, explica el archivero municipal e investigador, Sergio Aguiar, y estuvo en pie hasta mediados de los años sesenta, cuando fue vendido al Banco de Canarias para construir uno nuevo.

Con su hijo José Fortaleza y su mujer Rosina Sánchez, la familia se afincaría en el municipio con un gran vínculo hacia el comercio y el sector servicios, y con el reconocimiento de toda la comunidad. El nieto, Cayetano Forteza (padre del cirujano), jugaría antes de convertirse en abogado la época dorada del fútbol guiense con el Tirma CF. Un equipo que surgió tras la desaparición del Luján Pérez y que fue capaz de derrotar al poderoso Marino de Las Palmas.

Después de varios años, el círculo se cierra: del mismo modo en que a Pedro Forteza le hizo quedarse en Canarias, a Tano le hizo partir, esta vez, a Salamanca. En esta familia, el corazón siempre manda.

All rights and copyright belongs to author:
Themes
ICO