Spain

«El buen diseño y la tecnología tienen que ir juntos para facilitar lo máximo la vida a las personas»

«El buen diseño perdura». Bajo esta premisa, Virginia Aguirre impartió una conferencia en la que prometió que pondría ejemplos prácticos para que fuera menos técnica. Por eso, antes de llegar a las nuevas tecnologías hizo un repaso por la historia de algunos aparatos que han ayudado a mejorar el día a día de las personas.

En su ponencia analizó cómo ha ido cambiando a lo largo del tiempo la evolución del teléfono. Los antiguos, sobre todo. «Para estudiar cómo debía ser la parte del auricular y el micrófono se estudiaron dos mil caras para hacer uno estándar».

Aguirre está convencida de que el diseño y la tecnología «tienen que ir juntos para facilitar la vida a los usuarios». También los ordenadores y los sistemas operativos. «La primera interfaz fue la de Xeros y era de comandos. «Estas computadoras estaban más centradas en la operatividad», explicó. Después llegó Apple –el modelo Lisa– y la revolución hasta nuestros días, donde casi todos los aparatos tecnológicos están orientados a que el usuario tenga una buena experiencia en su manejo.

Uno de los ejemplos que Aguirre puso como mayor exponente del binomio diseño-funcionalidad fue una herramienta de Ikea que permite, con una tableta electrónica, ver cómo quedarán sus muebles en tu propio domicilio. «Es tan fácil como dirigir la pantalla al lugar de destino del sofá y al instante lo visualizaremos en nuestro salón».