logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Spain

El Barça estalla contra el VAR

El derribo que sufrió Pique dentro del área de la Real Sociedad mientras trataba de rematar un balón en el minuto 92 y que fue ignorado por Alberola Rojas y obviado por el VAR, ha centrado el discurso del vestuario azulgrana, ha generado malestar en las redes sociales por parte de los usuarios culés y ha provocado la indignación de Josep Maria Bartomeu, que se ha sentido perjudicado por el criterio arbitral. Tanto que el presidente azulgrana ha tomado la decisión de escribirle una carta a Luis Rubiales expresándole su queja, tras una acción que puede costarle el liderato esta noche si el Real Madrid gana en Mestalla, lo que le haría llegar por debajo del conjunto blanco al clásico del miércoles.

El presidente del Barcelona no se podía creer que el derribo causado a Piqué entre Llorente y Mikel Merino no fuese castigado con los once metros, pero mucho menos que el VAR no chequease la polémica jugada. El enfado del mandatario iba creciendo por momentos y estalló al recordar que el primer gol de la Real Sociedad llegó tras una jugada similar, cuando el árbitro pitó penalti por un agarrón de Busquets a Llorente. Entonces el VAR sí que advirtió a Alberola Rojas de la posible infracción que el colegiado acabó confirmando tras unos momentos de dudas y consultas con Gil Manzano, trencilla encargado de dirigir el videoarbitraje del encuentro en San Sebastián.

«Creo que ha sido penalti. Lo hemos podido ver todos», se lamentaba Guillermo Amor, responsable de Relaciones Institucionales del Barcelona al término del encuentro. El club azulgrana le quiere recordar al presidente de la Federación Española que debe fijar unos criterios en la actuación del VAR que en algunos casos no se están siguiendo. Además, le ratificará su total apoyo a esta tecnología en la que se apoyan los árbitros, algo que ya hizo cuando se valoró la posibilidad de implementarlo. De hecho, es uno de los puntos en los que insistirá Bartomeu al recordarle que el Barcelona fue uno de los clubes que más trabajó para la aprobación del VAR, precisamente como medida para impedir injusticias y errores. Una refinada manera de recordarle a Rubiales que también contó con el voto azulgrana para poder acceder a la presidencia de la RFEF.

Desde el organismo federativo han explicado a ABC que recibirán la queja de Bartomeu como han hecho con el resto de quejas contra el VAR, incluida la del Madrid en su momento. El malestar del Barcelona y la queja pública hacia el estamento arbitral enturbia aún más la disputa de un clásico amenazado por los disturbios que puedan generar los grupos soberanistas que pretenden aprovechar el tirón mediático del que goza para dar pábulo a sus proclamas independentistas.

En el vestuario azulgrana no disimularon su contrariedad y se quejaron de un trato que consideran discriminatorio. Sergio Busquets, castigado con el penalti que anotó Oyarzabal, se mostró duro con el criterio arbitral. «La polémica siempre va a estar ahí. En el primer penalti hay forcejeo. Le puedo agarrar, pero si pones el listón ahí va a ser difícil... Y la acción de Piqué es la muestra, porque es más clara que la mía. Creo que el árbitro la ha visto pero no la ha querido pitar. No sé el porqué no la revisa el VAR. En jugadas así tiene que entrar el VAR. Pero no hay que darle más vueltas, aunque es una acción que podría decantar el partido. Hay jugadas conflictivas, pero los penaltis si son claros... Es difícil saber el porqué actúan así, ya que no hacen valoraciones ni lo aclaran», criticó el centrocampista. «Si pitas penalti en la primera acción de la Real Sociedad también hay que pitar el de Piqué», se sumó Frenkie De Jong.

Varios ex árbitros que colaboran en diferentes medios de comunicación le dieron la razón a Bartomeu. «Buena actuación empañado por el grave error de no sancionar un claro penalti a Piqué en el minuto 92. Un error atribuible más al VAR, por no intervenir en una acción clara», apuntaba Barrenechea Montero en Mundo Deportivo. «Hay agarrón de Llorente a Piqué. La jugada debió ser sancionada con la pena máxima. Si señaló el penalti a favor de la Real de igual manera tenía que haber señalado éste a favor del Barcelona», confirmaba Andújar Oliver en Radio Marca.

Themes
ICO