Spain

El bandolerismo español

Para la generación a la que pertenezco, la melodía de Waldo de los Ríos con la que se abrían los capítulos de la serie Curro Jiménez es sólo comparable con la que daba inicio a El hombre y la Tierra. Recortadas sobre el horizonte, las siluetas de El Estudiante, El Algarrobo, El Gitano y El Fraile galopaban al lado de Sancho Gracia, actor encargado de encarnar al bandolero más televisivo. Acaso este recuerdo infantil sea el que me ha llevado a leer el reciente libro de Enrique Martínez Ruiz, El bandolerismo español (Catarata, 2020), obra en el cual se aborda un fenómeno popular del que tuve un primer conocimiento gracias a mi abuela Catalina, que me recitaba una coplilla de Diego Corrientes y su caballo tratando, a menudo en vano, de darme de comer.

La del bandolero es, junto a la de las majas, los gitanos y los toreros, una de las estampas más recurrentes de la imagen romántica de España. De hecho, en Ronda existe un Museo del Bandolero consagrado a aquellos hombres echados al monte, generosos con los pobres, mujeriegos y hábiles manejadores del trabuco y la navaja. Sin embargo, a pesar del arraigo de semejante imagen, la variedad de bandoleros que en España han sido excede al citado modelo, acuñado entre el final del siglo XVIII y la centuria posterior. Un modelo que contó con precedentes como el que aparece en El Quijote, cuando el Caballero de la Triste Figura trata de calmar a Sancho con estas palabras:

Football news:

Mbappé baila sobre la mesa y Mira cómo el PSG celebra su pase a semifinales en el vestuario
Pochettino acerca de llegar a las semifinales: es todo el mérito de los jugadores del PSG. Me faltaba esa adrenalina
Manuel Neuer: el Bayern necesitaba jugar mejor en Múnich. Hemos perdido muchos momentos
Hans-Dieter Flick: al Bayern le faltaba el toque final en ataque. Felicidades al PSG
Presidente del PSG: hemos invertido mucho en el Club para ganar la liga de Campeones. Neymar y Mbappé no tienen motivos para irse
Tuchel sobre 0-1 con Oporto: Tal vez no sea el mejor juego para ver. Chelsea ganó merecidamente después de los minutos de 180
Neymar en la ida de la Champions: eliminamos al ganador del torneo. Ahora el PSG siempre debe aspirar a llegar a las semifinales