Spain

El Ayuntamiento de Santander desconocía el informe pericial sobre el riesgo de corrosión del forjado en Nueva Montaña

El Ayuntamiento de Santander desconocía el informe pericial que advertía hace un año de riesgo de corrosión en el forjado de los garajes de Nueva Montaña que se derrumbaron el pasado 13 de enero. Así lo ha reconocido la alcaldesa, Gema Igual, a preguntas de la prensa sobre el citado informe pericial que publica en exclusiva este miércoles El Diario Montañés, en el que se advertía de la posible corrosión de la armadura de la placa colapsada por filtraciones de agua. Ante ello, Gesvicán se comprometió ante el juez a subsanar los desperfectos que avanzaban problemas de impermeabilización. Pero el derrumbe llegó antes.

Igual ha explicado que no conoce el informe ni su autor puesto que el Ayuntamiento no estaba personado en el procedimiento judicial «por unas humedades» entre los propietarios de los garajes y la empresa pública promotora Gesvicán, en el que se presentó este documento.

«Desconozco quién aportó ese informe, si fue el informe del perito judicial, si lo hizo Gesvicán, si los vecinos... Ese informe formó parte de un acuerdo al que después llegaron los vecinos con Gesvican, pero no estaba el Ayuntamiento en ese proceso«, ha indicado la alcaldesa.

Igual ha explicado que, como consecuencia del proceso judicial, el Ayuntamiento estaba tramitando la licencia de «parte de esas obras» en los garajes, que en diciembre había aprobado el Consejo de Administración de Gesvicán, y «ya había habido primeras conversaciones de Gesvicán para solicitar una obra de impermeabilización», ha señalado. «Éramos conocedores de ello pero no del proceso ni del informe», ha insistido.

Un informe pericial advirtió en 2019 del «riesgo» de corrosión del forjado en Nueva Montaña