Spain

El Athletic le regala a Osasuna un centenario feliz

Osasuna 1 Athletic 0

Un gol de Rubén García tras un absurdo penalti de Capa da la victoria a los rojillos exactamente 100 años después de su fundación

GRAF7209. PAMPLONA.- El centrocampista el Athletic Raul García (i)...
Raúl García remata de forma acrobática. Jesus Diges EFE

Ocurrió el 24 de octubre de 1920 en el Café Kutz de Pamplona, ubicado en el Pasadizo de la Jacoba, entre la plaza del Castillo y la calle Zapatería. Allí se reunieron los directivos del Sportiva Foot-Ball Club y los del New Club y llegaron a la conclusión de que valía la pena unir fuerzas por el bien común, una lección que un siglo después mantiene su validez y resulta oportuna en los tiempos que vivimos. Y no precisamente en el fútbol. Es caso es que aquella reunión brotó un nuevo club, al que llamaron Club Atlético Osasuna, que se convirtió en la gran referencia de la ciudad. [1-0: Narración y estadísticas]

Exactamente 100 años después de aquel día, el cuadro navarro ha acogido este sábado en El Sadar uno de esos partidos de gran rivalidad histórica ante el Athletic, cosas del destino. Un centenario descafeinado, pues no había nadie en las gradas para decorarlo, pero centenario al fin y al cabo. Había mucho que celebrar en Pamplona, pero requería Osasuna un triunfo para que la fiesta fuera, dentro de las obligadas limitaciones, más en una Navarra en confinamiento perimetral, completa. Y el Athletic accedió a brindársela, en concreto Ander Capa, quien con un penalti absurdo permitió que Rubén García firmara la que siempre será la victoria del centenario.

No fue un gran partido de fútbol, todo lo contrario. Pudo caer del lado de cualquiera, pero lo hizo del rojillo, devolviendo al Athletic al punto en el que estaba antes de su partido del domingo anterior ante el Levante. Entonces se vieron en el cuadro de Gaizka Garitano brotes verdes que volvieron a quedar enterrados bajo tierra en Pamplona. El mismo fútbol ramplón e inofensivo desplegado en los primeros encuentros de la temporada volvió a aparecer y con él los regalos defensivos. Bueno, sólo hubo uno, pero fue tan inmenso que le costó el partido al Athletic.

A Osasuna le sobraba ritmo y le falta precisión, así que sus ataques se convertían en acontecimientos fugaces que se acababan perdiendo por las orillas del campo. El problema de los bilbaínos era el de siempre, sus enormes dificultades para penetrar defensas bien pertrechadas. Y como Arrasate se había aprendido la lección, siempre lo hace, apenas concedió espacios a su rival. Entre una cosa y la otra, la primera parte fue un rato de fútbol perfectamente prescindible en la que el Athletic propuso algo más sin que eso le sirviera para nada. Intervino Herrera ante una volea de Berenguer, un disparo desde la frontal de Unai López y una falta directa del mediocentro, pero en todos esos casos sin tener que exigirse demasiado.

De cara a la segunda mitad, el partido se hizo todavía más indigesto. El Athletic dejó de asomarse por el área de Herrera y aquello empezó a ser un correcalles trufado de imprecisiones, de acciones de querer y no poder. Un escenario que no parecía disgustar del todo a Arrasate y Garitano, quienes no movieron el banquillo hasta el cuarto de hora final. En descargo del técnico rojillo habría que puntualizar que las bajas le habían dejado casi sin soluciones ofensivas en el banquillo. El conformismo del entrenador del Athletic, en cambio, carece de excusa.

La entrada de Adrián y Kike Barja espabiló ligeramente a los locales, algo más profundos y dinámicos, mientras que el Athletic tenía grabado en la frente que el empate le valía. Así estaban las cosas hasta que, en el minuto 80 en una internada en el área de Barja, Capa llegó tardísimo y se llevó por delante al extremo rojillo. Rubén García, con aplomo, convirtió la pena máxima, se acercó a un córner, alzando una camiseta con el número 12 y 'Afición' como nombre para festejar un centenario ideal.

Conforme a los criterios deThe Trust Project

Saber más

Football news:

Holand sigue insistiendo en que es un monstruo. Más rápido en la historia de la liga de Campeones anotó 15 goles (y agregó 16)
Koeman sobre la victoria sobre el Dinamo de Kiev: Logró su objetivo: llegar a los playoffs
Sulscher sobre 4-1 con Istanbul: Manchester United jugó intensamente, disfrutó el partido. Queremos ser 1 en el grupo
El delantero Ferencváros aprovechó para celebrar el gol en su estilo. Ronaldo respondió con un gol y una mirada muy maliciosa
Morata anotó 5 goles en 4 partidos de liga de Campeones para la Juve. Su mejor resultado fue 5 en 12 partidos en la temporada 2014/15, anotando el gol de la Victoria en el minuto 92 por el delantero Álvaro Morata. Es su quinto gol en cuatro juegos en el sorteo actual del torneo
Holand anotó 15 goles en la liga de Campeones. Erling holand, Delantero del Borussia Dortmund, anotó un doblete en el partido contra el Brujas en la liga
El ridículo pase de un partido de liga de Campeones: el delantero Brujas no quiso transitar en el autobús y fue expulsado