En una carta enviada a todas las hermandades y cofradías de Semana Santa de la Archidiócesis, el delegado de religiosidad popular, hermandades y cofradías, José Antonio Martínez, explica que “desgraciadamente, la situación nos vuelve a obligar a vivir la Semana Santa de manera distinta a la que siempre hemos hecho”.

“Como el año pasado, tendremos Semana Santa, viviremos los misterios de la pasión, muerte y resurrección del Señor en nuestros templos y en nuestros hogares; pero, por motivos de seguridad, no podremos salir a la calle y hacer la manifestación catequética y pública de nuestra fe mediante las procesiones”, afirma en la misiva.

Martínez insiste en que Semana Santa sí habrá, aunque “no así procesiones”. Por ello, anima a hermandades y cofradías a buscar la forma de que sus hermanos “puedan rezar delante de sus sagrados titulares, que se encuentran en sus sedes canónicas, después de estudiar con vuestros consiliarios la mejor manera de hacerlo, garantizando todas las medidas de seguridad sanitarias”.