Spain

El agua vuelve a correr en los arroyos de Badajoz

Puente junto a la gasolinera de Circunvalación, después de la limpieza. / PAKOPÍ

La limpieza de los cauces del Rivillas y el Calamón ha mejorado su imagen aunque no ha eliminado del todo los malos olores en la zona

José Márquez lo tiene claro: «Está mucho mejor que antes porque estos días atrás esos bosques daba pena de verlos». Así resume este jubilado del Cerro de Reyes el cambio que han dado los cauces del Rivillas y el Calamón en las últimas cuatro semanas. Tras cuatro de espera, finalmente se está terminando la limpieza de estos arroyos y su agua vuelve a correr.

El concejal de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Badajoz, Jesús Coslado, reconoce que la satisfacción al ver los arroyos limpios «es a medias». «Estamos contentos con el resultado pero se ha tardado mucho», admite. El edil indica que el retraso se ha debido a problemas burocráticos, principalmente porque el contrato de mantenimiento de los parques del río fue peleado legalmente por las empresas candidatas. «Se quedó paralizado y no ha estado en nuestras manos poder hacerlo».

Los trabajos comenzaron el pasado 20 de agosto. Las primeras tareas, a mano, consistieron en eliminar plásticos y enseres de los cauces. «Objetos que los ciudadanos tiran al río o que arrastra la corriente», explica Coslado. Esta labor, sin embargo, no ha lucido durante muchos días porque vuelven a verse botellas y latas bajo los puentes. Se debe a que en estas zonas se reúnen grupos de personas por las noches con bebidas.

«Llevaba mucho abandonado y hacía falta limpiar aunque sigue el mal olor en los desagües»

«Llevaba mucho abandonado y hacía falta limpiar aunque sigue el mal olor en los desagües» Julio Valdivielso Vecino

«Es un sitio de reunión de muchísima gente y se merecía Badajoz que estuviera bien una cosa tan preciosa»

«Es un sitio de reunión de muchísima gente y se merecía Badajoz que estuviera bien una cosa tan preciosa» Ana López Vecina

Tras la primera limpieza, entraron las máquinas para retirar las toneladas de vegetación que había crecido en los arroyos y que provocaba que el agua quedase estancada. Los montones de estos restos se han ido acumulando en los laterales de los arroyos, un detalle que ha llamado mucho la atención de los peatones. El edil responsable explica que es necesario. «La vegetación va con mucha agua y si tratan de moverla puede ensuciar todo el parque. Por eso se deja escurriendo hasta que se seca y luego se retira con un camión».

La operación ya ha entrado en la última fase, que son los remates finales retirando los restos que quedan a mano, ya que no se pueden alcanzar con máquinas.

Coslado asegura que, tras esta intervención «complicada», mantener la limpieza de los cauces será más sencillo, ya que los contratos de mantenimiento incluyen limpieza con operarios cada seis meses. No serán necesarias máquinas entonces, según el concejal, porque la zona se irá manteniendo limpia y no crecerá la vegetación descontrolada.

El mantenimiento de los cauces del Rivillas y el Calamón ha sido un problema desde 2009, el año que se inauguraron estos parques, promovidos para dar seguridad a la zona donde se produjo la riada de 1997. La Confederación Hidrográfica del Guadiana y el Ayuntamiento discutieron, en principio, por quién debía limpiarlos. En 2016, acordaron hacerlo conjuntamente y desde entonces es competencia municipal. El enfrentamiento entre las empresas interesadas en esta labor, sin embargo, ha hecho que se retrase cuatro años.

Los vecinos han reclamado muchas veces esta limpieza y ahora lo celebran. Julio Valdivielso recorre la margen izquierda todos los días con su mujer, desde su casa en Valdepasillas hasta la gasolinera de Circunvalación. «Llevaba mucho tiempo que estaba abandonado, han tomado nota y lo han arreglado. Hacía falta, especialmente por las aguas que van a venir».

Pasarela de madera junto al puente de la 'autopista', antes de la limpieza.
Pasarela de madera junto al puente de la 'autopista', antes de la limpieza. / PAKOPÍ

Otra vecina, Iluminada Roque, pide que el mantenimiento sea constante. «Esto lo tienen que hacer todos los años. No sé porque no lo hacen, hacía muchísimos años que estaba así». Al saber que la limpieza será dos veces al año, desconfía. «Y con una sobrará, pero lo tienen que hacer». Iluminada conoce la zona desde hace 50 años, siempre ha vivido en el Cerro de Reyes y ha sido testigo de la riada y del gran cambio que dieron los arroyos Rivillas y Calamón tras su recuperación. «Esto era salvaje antes de la riada y nos hicieron este parque tan bonito, que está muy bien».

Sigue el mal olor

Uno de los objetivos del Ayuntamiento es que esta limpieza aliviase los malos olores que hay en estos arroyos, pero los vecinos aseguran que sigue oliendo mal y más estos días de calor.

Coslado explica que el Ayuntamiento sigue trabajando para reparar las estaciones de bombero, la causa de los vertidos de aguas fecales, y que espera que la próxima primavera, cuando vuelvan a subir las altas temperaturas, ya no se den estos malos olores.

Football news:

Seguimos con el mejor equipo de la historia. Ahora-defensores de la derecha
Ryan Giggs: antes del Campeonato, el Manchester United podría pasar de 15 a 20 años
Galaxy despidió al entrenador en jefe Skelotto
El entrenador del Napoli, Gennaro Gattuso, comentó sobre la victoria sobre la Sociedad
La caída del Portugués, al que Cristiano puso por encima de sí mismo. Desde Chelsea y Mercedes a los 16, hasta ver en Kuban y el límite de tiempo para las drogas
La Juve está negociando con el despedido Sarri la rescisión del contrato. El entrenador recibió 5,5 millones de euros al año
Fonseca Pro 0-0 con el CSKA de Sofía: la Calidad del juego de la Roma en la Serie A es diferente, pero está bien. Rotación necesaria