Spain

Eduardo Zubiaurre: «Es una vergüenza, no puedes cerrar todo un país. El golpe va a ser tremendo»

Son las 12.30 del mediodía y a falta de unas pocas horas para conocer los detalles del Real Decreto que reduce la actividad económica a lo estrictamente esencial, el presidente de Confebask, Eduardo Zubiaurre, se pone al teléfono. Está totalmente encendido, sin poder dar crédito «a lo que está pasando desde el sábado por la tarde». No ahorra calificativos para criticar al Gobierno central, al que tacha de «absolutamente irresponsable».

-¿Nadie les avisó previamente de la decisión que iba a adoptar el Gobierno?

-Fue una sorpresa absoluta. Se le comunicó al mayor representante empresarial del Estado diez minutos antes de la rueda de prensa. Por supuesto que ha sido una sopresa absolutamente desagradable, tal y como manifestamos en el comunicado enviado a última hora del sábado.

-La reacción de Confebask ha sido durísima.

-Nos parece que es una medida incomprensible, inaceptable, irreflexiva. Le puedes añadir todos los calificativos de ese tenor. Es todo menos lo que nos merecemos en este momento la sociedad en general y los agentes económicos, que es un poco de confianza, sosiego, serenidad y decisiones acertadas. Y esto es absolutamente todo lo contrario.

«No se puede tomar una decisión menos acertada y más errónea que ésta. No entendemos quién está en el Gobierno central»

-Están muy encendidos.

-Estamos indignados. Esto es algo que no se hace en ningún país desarrollado, serio. Es que no entendemos quién está en el Gobierno central tomando este tipo de decisiones. Un sábado a la tarde, en estado de alarma, cerrando en teoría un montón de actividades productivas... Las empresas se enteran un sábado a la tarde y no saben qué hacer con el turno del domingo por la noche o del lunes a las seis de la mañana. Eso no puede ser. Tenemos compromisos con proveedores, con clientes, hay giros, nóminas que pagar. Hay muchísimas cosas que hacer. Aunque tomes la decisión de cerrar, que es absolutamente errónea, las formas son totalmente inaceptables. Está todo el mundo de los nervios. Diciendo 'esto no es posible, esto no puede pasar en el país, esta decisión no la ha podido tomar el Gobierno'. Y nos damos cuenta de que sí, de que desde las diez de la mañana está en un consejo de ministros. Estamos contínuamente mirando borradores del Real Decreto y nos estamos enterando por esos borradores lo que hay que hacer esta tarde para organizar la actividad a partir de esta noche. Esto es de locura. Es inaceptable.

«Hace falta una semana para organizar los compromisos con clientes, proveedores, pagar nóminas...»

-¿Con qué antelación se tenía que haber tomado esta medida para que los empresarios hubieran podido gestionar una parada controlada de la actividad?

-Haría falta una semana para que una empresa pueda organizar compromisos con la plantilla, con los proveedores, clientes, las cosas que están llegando, las cosas que hay que cobrar, pagar... Las nóminas hay que pagarlas el martes. ¿Pero qué es esto? La incertidumbre es total. No tienes tiempo ni de organizar un poco tu empresa, ni de cerrar tus instalaciones... ¡Y todos los sistemas que están abiertos! ¿Esto qué es? Esto es una locura que no entra en la cabeza de nadie sensato. Nos merece la mayor de las reprobaciones. Las cosas no se pueden hacer así, en una crisis como la que estamos viviendo. Con la incertidumbre, con la preocupación que hay por lo que viene, y que haya un Gobierno central que tiene la irresponsabilidad de tomar decisiones a la ligera, con un presidente de Gobierno hablando de que va a cerrar todo a partir del lunes... Esto no es de recibo en un país serio.

- (...)

-Es una vergüenza. No puedes cerrar todo un país, no lo puedes cerrar todo. Habrá que ver qué y en qué plazos. Así no se han hecho las cosas en ninguna parte del mundo. Lo único que genera es histeria y pánico.

-Siendo conscientes de que es muy difícil realizar previsiones ¿si estábamos ya en un 50% de caída de actividad, a qué niveles puede llevar esta nueva limitación?

-No tenemos ni idea. No lo sabemos, hay que ver exactamente qué actividades se van a poder mantener.

-¿Va a ser un golpe muy duro para la economía?

-Si a una empresa que tiene trabajo, compromisos, te obligan a cerrar de una forma absolutamente desordenada... Te puedes imaginar la vuelta. Va a ser muchísimo más difícil. Te pone de los nervios. Las cosas no se pueden hacer así. Lo estamos diciendo: vamos a cumplir los protocolos, vamos a poner las medidas de precaución, trabajar con seguridad... Y eso lo estábamos haciendo. No se puede tomar una decisión menos acertada y más errónea que ésta. Y menos de esta forma.

«Hay dudas de si es constitucional adoptar medidas de este tipo en un estado de alarma»

-La patronal de La Rioja ha afirmado que la decisión puede ser inconstitucional.

-Puede ser. Hay dudas de si en un estado de alarma se pueden tomar medidas de este tipo. Esto es un lío monumental. Era lo único que necesitábamos, que un Gobierno central en vez de dar confianza, serenidad y ayudar lo que hace es hacer la vida mucho más difícil a todo el mundo. Es absolutamente condenable, rechazable, con absoluta irresponsabilidad...

- ¿Con estas medidas, será más duro que en 2008, como auguran algunos?

- No sabemos. Esto es como un bombardeo. Tiene que parar, ver cómo estamos y conocer la magnitud del problema que tenemos, Que va a ser gordo, lo prevemos todos, y con decisiones como éstas va a ser muchísimo peor. Es como si en mitad del bombardeo te quitan el refugio.

-¿La salida será en V, U o L?

-Me gustaría poder responder a eso, pero en este momento todo es incertidumbre y la preocupación es máxima.

- ¿Se requerirán más medidas de apoyo?

-Vamos a tener un problema muy serio cuando resolvamos el tema sanitario. Será social, económico, laboral, recaudatorio, presupuestario... de todo tipo, y con los gobernantes que tenemos la cosa se va a agravar más. Habrá que esperar a que pase toda esta tormenta y ver la magnitud del problema al que nos enfrentamos.

«Lo que hace falta es mucha confianza, ilusión y gobiernos responsables que ayuden a solventar la situación»

- ¿Qué necesitan ahora?

- Lo que hace falta en estos momentos es mucha confianza, ilusión y gobiernos responsables que ayuden a solventar la situación. Y las medidas que está adoptando el Gobierno central van en la dirección contraria, todas y cada una que estamos conociendo en los últimos días.

-El Gobierno Vasco había pedido flexiblidad para que cada comunidad decidiera los sectores a preservar. Finalmente, no ha sido así.

-Hubiera sido un gran alivio, pero no es así. Por parte del Gobierno Vasco estamos viendo sensatez, responsabilidad, sentido de la realidad, cosas que no vemos en el Ejecutivo central. Ojalá nos dejaran decidir las cosas a nuestra manera. Nos iría muchísimo mejor.

-¿Puede ser la puntilla para algunos sectores que estaban más tocados?

-Dificulta a todos los sectores. Estamos en una hecatombe. Tendrá que parar, pasar la crisis sanitaria y ver cómo estamos. El tema es grave y se agrava cada día. Y decisiones como las de ayer lo agravan más.

Football news:

Joseph Blatter: Infantino Tiene una manía de grandeza. Él es arrogante y obsesionado con sí mismo
Berbatov sobre los favoritos liga de Campeones: apostaría por el Bayern. También me gusta el Atlético
Alba sobre el regreso de Neymar al Barça: un jugador Único, pero hizo su elección y buscó otros objetivos
Paul Scholes: el Barcelona de Guardiola es el mejor equipo contra el que he jugado. Luego viene el Real Madrid 2003
El jefe de Kick IT Out instó a todos los jugadores de ALE a arrodillarse después de los goles en memoria de George Floyd
Robbie Fowler: Man City es un gran favorito para llegar a la final de la liga de Campeones 2019/20. No le temen a nadie
Young habló sobre la muerte de George Floyd, escribiendo 16 veces la Vida de los negros importa