La víctima, ha informado en nota de prensa la Policía, puso en conocimiento de los agentes que había echado en falta su tarjeta y su carné de conducir cuando se encontraba en el recinto de la Feria, por lo que consultó los movimientos de su cuenta bancaria inmediatamente, comprobando que le habían realizado 57 movimientos con su tarjeta, todos ellos por valor inferior a 20 euros, por un importe total de 691,50 euros.

La investigación policial permitió averiguar que los cargos se habían realizado en una carpa de la Feria, y que se habían realizado por parte de dos personas que hacían un uso constante de la tarjeta bancaria para abonar consumiciones, invitando incluso a la gente que se encontraba a su alrededor.

Finalmente, fueron identificados y detenidos como presuntos autores de un delito de estafa.

Para evitar la perpetración de este tipo de delitos, desde la Policía Nacional se recuerda a los establecimientos comerciales la importancia de solicitar la documentación que acredite la identidad de la persona que hace uso de la tarjeta bancaria y comprobar que dicha identidad coincide con la titularidad de la tarjeta, sea cual sea el importe de la compra a realizar, desconfiando principalmente en los casos que el comprador solicita realizar la compra en varios pagos inferiores a 20 euros cada uno de ellos.