Desde el mes de septiembre los investigadores venían observando en la comarca la proliferación de hurtos por este método. Actuaban ganándose la confianza de personas de avanzada edad fingiendo conocerse, para así acercarse cariñosamente a la víctima y sustraerle las joyas que portaran, ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa.

En el caso de la pareja detenida, la mujer solía llevar en brazos un bebé de muy corta edad al realizar los hurtos, mientras que el varón la esperaba en su vehículo para facilitar la huida.

Asimismo, en el episodio de Alberche del Caudillo, la mujer detenida causó lesiones a un varón de avanzada edad al sustraerle un reloj de oro valorado en más de 1.200 euros.

Finalmente, tras varios seguimientos y vigilancias, el Equipo Territorial de , en coordinación con el Puesto de Puente del Arzobispo, procedió a la detención de un varón y una mujer, de nacionalidad rumana, por dos supuestos delitos de hurto y un delito de robo con violencia, quedando la mujer a disposición Judicial de Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción de Guardia de Talavera de la Reina, mientras que el varón fue puesto en libertad para custodiar al hijo lactante que tienen en común.

Con dichas detenciones, la Guardia Civil desarticula parte de una organización delictiva dedicada al hurto y robo a ancianos en la demarcación de Talavera de la Reina y alrededores.