Spain

Desactivada la alerta por calima en Canarias

El Gobierno de Canarias ha dado por concluida la situación de alerta por calimas en el archipiélago canario, que de este modo pasa a prealerta desde las 15.52 horas de este lunes.

La decisión la ha adoptado la Dirección General de Seguridad y Emergencias basándose en las predicciones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) y en aplicación del Plan Específico de Emergencias de Canarias por Riesgos de Fenómenos Meteorológicos Adversos.

La previsión es que la concentración de calima sea y con tendencia a remitir a partir del miércoles próximo.

Este episodio de calima y vientos fuertes es el más intenso de este siglo y recuerda al que se produjo en Reyes de 2002, cuando la gran cantidad del polvo en suspensión y la baja visibilidad obligó a cancelar los vuelos en Lanzarote y Fuerteventura. Según el delegado territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Jesús Agüera, un fenómeno como el que afecta desde este fin de semana a toda Canarias no se producía desde hace más de 30 o 40 años.

En Canarias este tipo de fenómenos atmosféricos, generados por vientos que transportan partículas de agua o polvo en suspensión, se dan con relativa frecuencia, dada la proximidad del archipiélago a la costa africana. Las calimas son mas frecuentes en invierno, en especial a finales de diciembre y en las primeras semanas de enero y febrero.

También complica el tráfico aéreo

El viento en el archipiélago también ha tenido consecuencias para el tráfico aéreo. Los helicópteros de extinción no han podido operar para atajar el fuego que afecta a una parte de la Reserva Natural Integral de Inagua en Gran Canaria y que comenzó la tarde del pasado sábado en la zona de Tasarte, en el noroeste de la isla y ya ha afectado a unas 1.000 hectáreas.

El presidente del Cabildo, Antonio Morales, junto a técnicos y consejeros de la corporación, ha informado este lunes en rueda de prensa sobre la evolución del fuego, en el que se esperaba contar con la ayuda de helicópteros pero, debido al viento fuerte del sureste que afecta la zona, solo ha podido volar uno durante poco más de dos horas. De momento, se espera que acudan a la zona dos hidroaviones desde la península, pero las dificultades en la navegación aérea provocadas por la calima demoran su incorporación.