Spain

De la élite del balonmano a la UCI por el coronavirus: "Piensas qué has hecho para contagiarte..."

Liga ASOBAL Balonmano El entrenador del Ángel Ximénez Puente Genil, tras ser dado de alta

Paco Bustos, durante un partido de Liga del Ángel Ximénez Puente...
Paco Bustos, durante un partido de Liga del Ángel Ximénez Puente Genil Estefanía Hernández

Permaneció más de dos semanas hospitalizado con neumonía, provocada por el coronavirus

"Le tengo mucho respeto al coronavirus, no soy de los escépticos y siempre me lo he creído. Pero hasta que no lo pasas, no sabes lo que es". Lo afirma Paco Bustos, entrenador del Ángel Ximénez Puente Genil. Un hombretón, 45 años, jugador en la posición de pivote hasta los 39, que el pasado martes recibió el alta hospitalaria tras permanecer ingresado más de dos semanas, incluidos diez días en la UCI, con una neumonía provocada por la covid-19.

Todo empezó como uno de los múltiples brotes registrados en equipos de la Liga Asobal. Un jugador de la plantilla comunico al llegar al entrenamiento del pasado día 7 que notaba malestar. Se suspendió la sesión, el jugador pasó un test y dio positivo por la covid-19. El equipo se aisló en sus casas durante diez días. Su entrenador también notó algunos síntomas. Tras pasar su test, que arrojó también un positivo, empezó un tratamiento con corticoides. "Pero el día 12 ó 13 se me complica. No me bajaba la fiebre, me notaba muy cansado y con problemas al respirar, como falta de aire", recuerda Bustos.

Tras comunicar su estado al servicio Salud Responda fue ingresado en el Hospital Reina Sofía de Córdoba. "Me pusieron oxígeno y, como no mejoraba, a los dos días decidieron bajarme a la UCI. Necesitaba estar más vigilado". A todo esto, su mujer y sus dos hijas también resultaron contagiadas.

Bustos no reunía ningún factor de riesgo. "Nada, ni bebo, ni fumo y tomamos todas las precauciones, pasamos las pruebas, usamos mascarillas, el protocolo que nos manda el club y Sanidad. Pero nos ha tocado y no sabes por dónde entra. Ingresado piensas muchas cosas, qué has hecho para poder contagiarte. En mi caso nada, trabajar, y aun así te puede tocar".

El entrenador, con sus ayudantes.

Sus contactos mientras estuvo en la UCI se limitaban al personal sanitario, enfundados en equipos de protección individual (EPI). "Les daba las gracias sin poder verles la cara", apunta. El móvil era el otro cordón umbilical con el exterior mediante mensajes. Afortunadamente, no necesitó ser intubado. "Pero pasas mucho miedo", reconoce. "Piensas en mil cosas, sobre todo en mi familia. Todo pasa a segundo plano. La soledad es muy dura".

Subidón por una victoria

Durante ese trance también se llevó alguna alegría, al conocer la victoria de su equipo en el partido que jugó en Pamplona contra el Anaitasuna. "Me dio un subidón inmenso con los mensajes de los jugadores", que le dedicaron el triunfo.

Bustos respondió bien al tratamiento que le administraron y el pasado viernes 23 le comunicaron que le iban a trasladar a planta. Eso se produjo al día siguiente. Aunque siguió con el oxígeno, la compañía de otro internado en la habitación cambió su estado de ánimo. En principio debía continuar hospitalizado varios días más, pero el martes por la tarde recibió el alta. Desde entonces está siendo controlado telefónicamente, y sigue tomando corticoides, en dosis decrecientes.

Su esposa continúa de baja laboral y sus hijas han vuelto al colegio tras superar la enfermedad. "Ahora, cuando salen imágenes en televisión de hospitales intento no verlo por sensibilidad. Antes de pasar por esto tenía muy claro qué es lo verdaderamente importante en la vida, pero una experiencia así marca a cualquiera y te altera tu orden de prioridades; te sube unas y te baja otras. El 14 de marzo nos cambió a todos la vida y es difícil compaginarlo todo, pero la gente tiene que concienciarse de que le puede pasar a cualquiera, que tenemos familia y padres".

En su convalecencia, Bustos se considera "un profesional que está de baja", pero ya hace sus cuentas para reintegrarse al trabajo. "Si me encuentro bien, la semana que viene. Físicamente evoluciono positivamente, pero me advierten que no haga burradas. Mi mujer no me lo permite. Pensamos que somos invencibles, pero hay que seguir viviendo y trabajar. Me cabrearé cuando perdamos y cuando ganemos creeré que somos la leche", dice el técnico, que agradece el trato y la solidaridad "de quienes me han atendido, al club, a la familia y a los compañeros".

Football news:

Steve mcmanaman: el Real Madrid es un equipo envejecido. Necesitan nuevos jugadores si quieren alcanzar las alturas anteriores
Isco podría trasladarse a Sevilla en enero. Lopetegui está personalmente Interesado en que el Centrocampista del Real Madrid Isco pueda pasar al Sevilla en la ventana de transferencia de invierno
Bilyaletdinov sobre la liga de Campeones: Loco puede salir del grupo. Un Bayern desmotivado puede vencer en la ronda 6
Zlatan Ibrahimovic: estaba Pensando en terminar su carrera, pero quería cambiar la mentalidad del Milan
Director deportivo Vasco da gama: Balotelli será para nosotros como Maradona
El Real Madrid no comprará Mbappé en el verano de 2021 debido a la crisis (Le Parisien)
Ibra anota en 39, Buffon arrastra en 42, Ronaldo no tiene planes de terminar. ¿El fútbol está envejeciendo?